¡Al agua pato!
¡Al agua pato!

Aprender a nadar es un proceso que para los niños es un desafío importante. Es por eso que hay que acompañarlos y entregarles las herramientas para que puedan hacerlo en un espacio seguro y confiable. Mira acá algunos consejos y lugares donde puedes llevar a tus hijos.

Con la llegada del verano se abre indiscutiblemente la temporada de playas y piscinas. Este panorama ideal para pasar los días de calor no es solo diversión, ya que amerita más resguardos por parte de los adultos para evitar accidentes en el agua.

La familiarización con esta es algo que puede comenzar desde los primeros meses de vida, siempre y cuando esté autorizado por el pediatra. Esto es esencial para la estimulación de la guagua y el desarrollo de su autoconfianza. En determinados talleres, como es el caso de la técnica de auto rescate y supervivencia acuática de Infant Swimming Resource, los pequeños desde los 6 meses pueden adquirir habilidades que les permiten superar situaciones acuáticas de peligro.

Por otro lado, el aprender a nadar se desarrolla más adelante. A partir de los 3 años, de acuerdo a las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (AAP), los niños ya podrían empezar a desarrollar esta habilidad en el agua. No hay un tiempo exacto sobre cuándo un niño está listo para nadar, puesto que cada persona es diferente. Lo principal es ir por etapas y que en el proceso de aprendizaje los pequeños se sientan en confianza y seguros.

¡Atención padres!
La nueva guía de la Academia Americana de Pediatría (AAP) aconseja que los papás decidan si deben inscribir a un niño a clases de natación según la frecuencia de su exposición al agua, el desarrollo emocional, las habilidades físicas y los problemas de salud que tiene cada uno. Además, recalcan que -aunque el niño sepa nadar- hay que vigilarlo constantemente. Estas son algunas recomendaciones de la AAP:
– Estar atento ante las masas de agua que el niño puede encontrar. Tinas, estanques y baldes son algunos lugares que son atractivos para los menores y que deben estar supervisados.
– Velar porque se cumplan las normas de seguridad para no correr cerca de la piscina y que no se juegue en partes no autorizadas.
– Las piscinas en las casas tienen que estar protegidas por una reja alta, que separe completamente esta zona del jardín.
– Las piscinas con cubiertas deben estar destapadas cuando los niños entren al agua. En el caso que se encuentre tapada, los menores no pueden caminar sobre ella, puesto que es altamente peligroso y puede provocar un accidente.
– El uso de chaleco salvavidas es obligatorio cuando los menores anden en bote y cuando son muy chicos y nadan en aguas abiertas. Este flotador debe ser de la talla correspondiente del niño.

Algunas escuelas:
– Escuela de Natación UC
En el Club de la Universidad Católica, la escuela de natación es para niños a partir de los 3 años, cuando tienen control de esfínter. Hay un plan mensual y trimestral que se realiza entre marzo y diciembre, y donde se hacen clases 2 o 3 veces a la semana, según el nivel de los menores (desde los 3 años hasta los 17). Además, hay un plan intensivo (quincenal) que se inicia el 18 de diciembre y termina el 22 de febrero. En todos los programas hay tres niveles dependiendo del conocimiento de cada niño. Estos son párvulo, transición y perfeccionamiento.
[email protected] / +562 2412 4709
Av. Las Flores 13000, Las Condes, Santiago
[email protected]

– Hello Summer
Esta escuela de natación hace clases particulares en Rancagua y Santiago a niños sobre 4 años o más chicos, dependiendo de los casos. Antonia Swett y Daniela Valenzuela son profesoras de educación física y hace 2 años que empezaron con estos talleres en verano. Además, en su equipo hay dos profesores de natación especializados que han trabajado en otros centros y que les enseñan a más pequeños. Tienen dos modalidades; una es el clásico taller de natación, donde los pequeños se familiarizan con el agua y, dependiendo del progreso, pueden quedar nadando; y el Summer Camp, donde un profesor va al domicilio y entretiene las mañanas de los niños con actividades deportivas, juegos de agua y manualidades durante el verano. Acá el requisito es que sean mínimo 6 niños y máximo 12. En las dos modalidades los materiales están incluidos.
+569 9030 7674 / +569 5408 3294

– Spa Mund
Este centro ofrece clases de natación para guaguas y niños sobre 3 años. Para los recién nacidos, los talleres son a partir de los 4 meses y deben ser bajo autorización del pediatra. En estas clases uno de los padres o alguien de confianza, debe entrar al agua con su hijo para que este se familiarice en un ambiente seguro y de juego. Por otro lado, la escuela dirigida a los niños sobre 3 años tiene como objetivo lograr la independencia total en el agua, para que se pueda desplazar con total seguridad en este medio.
[email protected] / +562 2678 0200
Cardenal Belarmino 1075, Vitacura

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar