Alérgicos de primavera
Alérgicos de primavera

Durante esta época, son varios los niños que sufren de molestias respiratorias causadas por distintos factores ambientales propios de la estación. Para conocer más de estas patologías y saber cómo prevenirlas, una inmunóloga da sus recomendaciones para tratarlas a tiempo.

Llega septiembre y le damos la bienvenida a la primavera, a las flores y a las no tan queridas alergias. Los estornudos, la picazón, los ojos hinchados y la congestión son algunos de los síntomas que para muchos pequeños transforma esta temporada de días cálidos y luminosos en un periodo de mala calidad de vida.

Acorde a varios estudios, un 20% de los chilenos padece de rinitis y rinoconjuntivitis alérgica. Esta reacción del sistema respiratorio se produce por la exposición a distintos aeroalérgenos que en esta época se convierten en los protagonistas del florecimiento.

Como explica la inmunóloga de la Clínica Universidad de Los Andes, Pía Zañartu, además del factor ambiental compuesto por pólenes liberados de pastos, árboles y malezas, la predisposición genética de los pacientes tiene bastante relevancia a la hora del diagnóstico. “Por ejemplo si uno de los papás es alérgico, hay entre un 40 y 50% de que el hijo lo sea, mientras que, si los dos padres padecen este tipo de reacciones, las posibilidades aumentan a un 70 a 80%”, comenta la especialista.

Primeros meses de vida
El diagnóstico de una rinitis o una rinoconjuntivitis alérgica es una patología que se desarrolla con el tiempo. En este sentido las guaguas no nacen con esta hipersensibilidad, sino que los niños con alergias estacionales tienen que estar en contacto con ese aeroalérgeno durante un tiempo prolongado para sensibilizarse y tener síntomas. Aquí la especialista aclara algunas dudas.

¿Cuáles son las señales?
Los síntomas principales de una rinoconjuntivitis son picazón de nariz, ojos, oídos y de la parte trasera del paladar, estornudos repetitivos, congestión nasal y rinorrea. En caso de tener compromiso asmático, el menor puede presentar tos y pecho apretado. Por otro lado, si el malestar avanza mucho, el paciente puede tener pérdida del olfato, alteración en el gusto, irritabilidad y mala calidad del sueño.

¿Cómo diferenciar la alergia de un resfrío?
Es súper distinto. El resfrío es de inicio más brusco. De un día para otro te sientes mal, te duele el cuerpo, la garganta y podría aparecer fiebre alta. En cambio los síntomas de las alergias son más progresivos, van de a poquito y en general están determinados por la estacionalidad. Pica la nariz, los ojos y aparecen los continuos estornudos. Físicamente estos niños son más ojerosos y algunos tienen el ‘pliegue del alérgico’, es decir, el pliegue de la nariz marcado por rascarse constantemente.

¿Cómo tratarlas?
El tratamiento principal recetado por los especialistas es el uso de antihistamínico y corticoides nasales para aminorar los síntomas durante un tiempo determinado. Por otro lado, el único procedimiento definitivo para las alergias es la inmunoterapia. Este consiste en administrar las sustancias a las cuales el paciente reacciona a través de dosis graduales mediante gotas sublinguales o vacunas, hasta lograr la tolerancia del sistema inmune frente a los alérgenos. El método va indicado acorde a la evaluación de un inmunólogo y es un proceso que dura mínimo un año.

Aeroalaérgenos de primavera más comunes:
– Plátano oriental
– Pasto
– Malezas
– Nogal
– Roble
– Mohos

 

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé