Alimentación durante la lactancia
Alimentación durante la lactancia
Consejos para este periodo

Existen numerosos mitos en torno a lo que puedes o no comer cuando amamantas a tu hijo. Aquí intentaremos resolver tus dudas y te daremos algunos consejos para este periodo.

Con frecuencia escuchamos que cuando las mujeres están amamantando deben cuidar su alimentación a fin de asegurar una buena calidad de la leche. En efecto, al igual que durante el embarazo, las madres deben seguir una pauta nutritiva saludable, en la que se incluyan todos los grupos de alimentos sin distinción.

Durante el periodo de lactancia, las madres deben vigilar los sabores de lo que comen o toman, aquello no incidirá de forma alguna en la calidad de la leche, pero si será percibido positiva o negativamente por el lactante. De esa manera, al ingerir gran variedad de sabores, se está dando a la guagua un adelanto de los alimentos que podrá consumir en el futuro, facilitándose así el posterior proceso de alimentación complementaria. Por lo anterior, no temas incluir en tu menú platos ricamente condimentados.

Cierto es que a lo largo de esta etapa la madre debe incrementar su consumo calórico. Como regla general, las mujeres que dan pecho necesitan 500 calorías más que aquellas que no lo hacen y 15 gramos de proteínas adicionales. Además, las necesidades de vitaminas y minerales se incrementan en un 25 a 50%, por lo que la selección de alimentos en esta etapa para suplir las necesidades extras es de especial importancia.

Para mantener una dieta equilibrada y adecuada a la lactancia, se aconseja aumentar el consumo de frutas y verduras de todo tipo (todos los días, a lo menos 2 porciones de verduras y 2 a 3 de frutas), preferir productos lácteos bajos en grasas (a lo menos 2 porciones al día), ingerir legumbres (1 a 2 veces por semana), incluir carnes y pescado (vacuno, pescados ricos en DHA como salmón y tilapia 2 veces por semana), mientras que el consumo de los hidratos de carbono como arroz, pastas, papas, pan debe ser moderado.

Nutrientes necesarios en esta etapa
Durante la lactancia materna es importante que tu cuerpo reciba la cantidad adecuada de vitaminas y minerales, lo que se da a través del consumo de alimentos ricos en hierro, ácido fólico, zinc, vitaminas C y B, calcio y omega-3.
· Hierro: carnes y pescados, semillas de calabaza, frutos secos, porotos, garbanzos, lentejas y palta.
· Ácido fólico: espinacas, brócoli, repollo, espárragos, perejil, col de bruselas, porotos y tomates.
· Zinc: porotos y frutos secos.
· Calcio: yoghurt, leche, quesos, vegetales oscuros, semillas de sésamo y frutos secos.
· Vitamina C: frutas cítricas, pimentón amarillo, jugo de naranja, papaya, guayaba, melón y mango.
· Omega-3: aceite y semillas de linaza, aceite de oliva extra virgen, frutos secos, chía, palta, salmón y trucha.
· Vitamina B12: carnes, leche, pescados y queso.
· Vitamina A: huevos, leche, yoghurt, zanahoria, mango y brócoli.

¿Qué no?
– Intenta reducir la cantidad de cafeína que consumes, si tomas 1 taza no tienes de qué preocuparte. Los productos que la contienen son diuréticos, es decir, ayudan a eliminar líquido, lo que impediría conservar hidratado el cuerpo para producir leche.

– Las bebidas gaseosas, el repollo, las legumbres y otros alimentos con hollejo podrían producir gases. Si bien pueden ser flatulentos y molestos para la madre, no tienen incidencia en tu hijo, ya que se producen en el sistema digestivo materno y no se traspasan a la leche, aunque pueden cambiar el sabor. Cada mujer debe evaluar la tolerancia a estos alimentos y de acuerdo a eso agregarlos o quitarlos de la dieta.

– No debes consumir medicamentos que no estén autorizados por tu médico tratante.

– El tabaco reduce la cantidad de leche y se traspasa a esta, al igual que el alcohol, que en exceso, hace que los niños se queden dormidos y no alcancen a tomar lo suficiente.

Alimentos que favorecen la producción de leche materna
· Canela
· Comino
· Frutos secos
· Harina de avena
· Jengibre
· Zanahoria y betarraga

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé