Aprende a relajarte en el pre y postparto
Aprende a relajarte en el pre y postparto

¿Quieres sentirte bien corporal y mentalmente estos 9 meses y fomentar el vínculo con tu hijo antes de su nacimiento? Conoce los beneficios de la neuromeditación, una técnica indolora que combina el neurofeedback y meditación.

Por Alejandra Escandón
Neuropsicóloga, Cornell University
Especialista en Bio/Neurofeedback BCN
Directora de Andes Neurofeedback
Presidenta de la Fundación de Neuropsicología de Chile (FNCH)

¿Cuánto te cuesta desconectarte de la vorágine diaria y poner tu mente en blanco para descansar? Si el embarazo ha activado en ti algunos temores, o la incertidumbre de saber si serás una buena madre te tiene angustiada, con la neuromeditación aprenderás a autocontrolarte mental y físicamente, estrechando el vínculo con tu guagua desde el vientre.

De esta manera, y a través de la combinación de dos técnicas, podrás aprender a regular tu cerebro y alcanzar estados meditativos sin la necesidad de levantarte al alba para meditar, practicar ejercicios complejos ni aislarte del resto.

El secreto de este innovador método, validado en Estados Unidos por instituciones como The Neuromeditation Institute, está en calmar tu mente y estimular los patrones de autorregulación emocional. Así, mientras el neurofeedback utiliza el electroencefalograma para medir tus ondas cerebrales en vivo y te brinda una retroalimentación positiva del comportamiento de estas frente a determinados estímulos como el relajo o el descanso, enseñándote a repetir estas sensaciones en caso de ansiedad o angustia, la meditación guiada te permite aprender técnicas de respiración y mantras para ponerlos en práctica en cualquier momento y lugar.

¿Qué esperar?
En la primera sesión estarás cómodamente recostada en un sofá y las terapeutas realizarán un electroencefalograma cuantitativo o mapeo cerebral para analizar las áreas de tu cerebro que necesitan regulación, esto se hace poniendo un gorro con gel conector en el cuero cabelludo. ¡No duele ni molesta! Luego, la neuroterapeuta hará una primera entrevista en donde preguntará tus objetivos a trabajar y resolverá dudas.

En la segunda sesión se iniciará el entrenamiento, utilizando el neurofeedback que te ayudará a alcanzar estados meditativos. Para esto, la especialista te pondrá un gorro con algunos electrodos en tu cuero cabelludo, estos cables se conectarán a un software que medirá la actividad eléctrica de tu cerebro. Cada vez que alcance estados meditativos o de relajación profundos, será premiado con tonos neutros como ‘clicks’ que serán entendidos por este órgano como positivos o de recompensa. Después de esto, la terapeuta te enseñará a replicar estos estados en tu casa con técnicas de respiración, meditación guiada y ejercicios de yoga. Las sesiones son una vez por semana y puedes ir cuantas veces quieras, pero se recomienda al menos asistir a 6.

Dentro de otras técnicas que complementan y apoyan la neuromeditación, están los masajes de relajación prenatal, acupuntura, gimnasia kinesiológica y yoga prenatal. La invitación es a cuidarte y a proteger la salud y bienestar de tu guagua antes, durante y después de su nacimiento.

Beneficios de la neuromeditación
Reduce el estrés de la madre y el bebé, disminuyendo los factores de riesgo asociados a episodios de angustia y ansiedad durante el embarazo. Además, promueve la regulación emocional y disminuye las conductas ansiosas de comer en exceso.

– La meditación prepara a tu cerebro para sentir menos dolor durante el parto y fortalece el sistema inmunológico de la madre y el feto.

– Previene la depresión postparto, ayudando a reducir los síntomas de tristeza y agotamiento.

– Estimula las funciones ejecutivas como atención y memoria de trabajo en el postparto.

– Sirve para aminorar los síntomas de insomnio, apoyando la producción de frecuencias de onda lenta que inducen a la conciliación del sueño.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral Feria Pro Pyme 2019

te podría interesar

Feria Pro Pyme 2019