Buena salud física en cuarentena
Buena salud física en cuarentena

Esta cuarentena ha fomentado la unidad familiar y ha dado la oportunidad de generar nuevos hábitos que antes, quizá por falta de tiempo, no se podían implementar, como la sana alimentación en horarios adecuados y el ejercicio físico, ambos fundamentales para mantenerse saludables y hacerle frente al coronavirus de mejor manera.

Para mantener una buena salud física en esta cuarentena, Elizabeth Luna, nutricionista de Sodexo, comparte algunos tips:

1. Mantener horarios fijos
Este es uno de los principales consejos. Mantener una rutina durante la cuarentena es una de las principales sugerencias para mantenerse saludable física y mentalmente. Establecer horarios para cada actividad, incluido el ejercicio, te permitirá mantenerte motivado y hacer que se convierta en un hábito, aún finalizada la emergencia sanitaria.

2. La compañía siempre ayuda
Es importante que, si estás dentro de casa, te mantengas activo, así podrás tener un espacio de diversión y entretenimiento que puede ser, además, el momento ideal para compartir en familia. Si vives solo o no compartes esta actividad con otros integrantes del hogar, no es una excusa para no hacerlo, ya que la tecnología puede ayudarte a realizar esta actividad en grupo, a través de las videollamadas. Hacer grupos de ejercicio ayuda a mantenerse motivado y apoyado, además que es una forma diferente de mantener el contacto con amigos y personas cercanas. Cada día son más las plataformas digitales disponibles que hoy contribuyen a la realización de actividad física o ejercicio en casa.

3. Establece tus propias metas
Otro punto clave es fijar un objetivo, de modo que puedas monitorear tu desempeño y cumplir retos, ya sea perder peso, mejorar el aspecto físico, tonificar músculos, mejorar la condición o incrementar la destreza para algún deporte, cualquiera es buena. Verás que fijar este objetivo y lograrlo te dará la satisfacción necesaria para levantarte cada día y dar lo mejor de ti. La Organización Mundial de la Salud recomienda mínimo 30 minutos diarios de actividad física, pero para empezar a tener el hábito de hacer ejercicio puedes comenzar con menos tiempo, entre 15 o 20 minutos diarios.

4. Alimentación sana
Verás que tu cuerpo, poco a poco, te pedirá un cambio de hábitos en el aspecto nutricional. Una consulta en línea con algún nutricionista puede contribuir a tener una dieta adecuada que te ayude a cumplir las metas fijadas. Esto, además, impactará de manera positiva en tu estado de salud, haciéndote menos propenso a contraer cualquier tipo de enfermedad. Asegúrate de comer más frutas y verduras, 5 porciones al día, alimentos con alto contenido de fibra, como pan integral, papas con cáscara o legumbres 3 veces a la semana. Por otro lado, evita comer productos de carne procesada, como embutidos, salame, hamburguesas y alimentos con alto contenido de grasa, como cremas, mantequilla y salsas preparadas, que además tienen un gran contenido de sal.

5. Ojo con las lesiones
Es fácil caer en la trampa de querer hacer más ejercicio del que podemos aguantar, lo que puede generar fatiga, dolor muscular o incluso una lesión. Hay diversos gimnasios que ofrecen clases en línea con personal calificado que, mediante una videollamada, te orientan y corrigen en caso de ser necesario. De este modo, puedes adquirir rutinas que se adapten a tu complexión, edad, peso y objetivos.

Pausas activas en el teletrabajo
Muchas veces las condiciones que tienes para trabajar en casa no son las óptimas, lo que hace que al
finalizar tu jornada laboral termines con dolor de cabeza, cuello, piernas, entre otros. Elizabeth Luna cuenta que el programa de salud y bienestar Equilíbrate de Sodexo, se ha caracterizado por incentivar la alimentación saludable y la actividad física. Hoy, adaptado a las nuevas necesidades y en formato virtual, entregan a los clientes la opción de escanear un código QR, donde pueden encontrar diferentes recomendaciones nutricionales y ejercicios para realizar en casa. Esto tiene como objetivo reducir la tensión muscular, mantener la flexibilidad y hacer que se sientan más relajados, algo fundamental para aquellos que están largas jornadas frente al computador.

Algunos tips:
Hombros: Elevar y bajar, y hacer rotaciones en ambos sentidos.
Cuello: Inclinar la cabeza hacia adelante, intentando tocar el pecho con el mentón
Espalda: Colocar las manos en la zona lumbar y empujar el abdomen hacia adelante.

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé