Cambio de pañal, ¿cómo y cuándo hacerlo?
Cambio de pañal, ¿cómo y cuándo hacerlo?

Nadie nace sabiendo cómo mudar a una guagua, sino que se va aprendiendo con la práctica. Hacerlo una y otra vez te llevará a la perfección, aun cuando antes debas pasar por algunos pañales puestos al revés y otros a los que se les sale su contenido. Para que te vuelvas una experta en este arte, acá te dejamos el paso a paso y algunos tips que te ayudarán bastante.

Antes de desvestir a tu hijo, es necesario que tengas a mano todos los elementos que utilizarás en el cambio de su pañal: mudador o cambiador impermeable que puedes poner en cualquier superficie, pañal limpio -de acuerdo al tamaño de tu guagua-, toallitas húmedas y crema protectora.

Paso a paso
1. Pon cuidadosamente a tu hijo boca arriba sobre el cambiador.
2. Desnúdalo de la cintura para abajo.
3. Retira las cintas autoadhesivas del pañal sucio, ábrelo, levanta las piernas del pequeño y ciérralo aplastando la parte delantera del pañal contra la trasera, no lo saques aún. Si hay caca, utiliza el mismo pañal para retirarla de la piel, siempre de adelante hacia atrás. Deja su potito sobre la zona frontal exterior del pañal.
4. Levanta sus piernas desde los tobillos y limpia la piel de su potito con una toallita húmeda. Si es niña, siempre de adelante hacia atrás, es decir, de la vagina hacia el ano, para evitar posibles infecciones. Si es niño, limpia el pene igual que los pliegues y el resto del área pañal sin intentar forzar la separación entre el glande y el prepucio.
5. Seca cuidadosamente la zona con una toalla o una toallita seca, sobre todo, los pliegues.
6. Aplica una crema protectora para aislar la piel de la humedad alrededor del ano y en la entrepierna. Asegúrate de extenderla bien y recuerda que no es necesario usar mucha cantidad.
7. Levanta sus piernas, cierra el pañal sucio de atrás hacia delante con las cintas autoadhesivas y retíralo.
8. Abre el pañal limpio y colócalo debajo del poto de tu bebé. Despliega la parte delantera y ponla por delante, cubriendo sus genitales. Si tienes un niño, asegúrate que su pene quede apuntando hacia abajo para que el pañal pueda retener su pipí.
9. Una vez que la parte delantera esté a la misma altura que la trasera alrededor de su cintura, ciérralo utilizando las cintas autoadhesivas que encontrarás a ambos lados de la parte trasera del pañal. Deberás ajustarlo lo suficiente sin que le apriete ni quede suelto para que no haya escapes.
10. Para los recién nacidos, evita cubrir el cordón umbilical (hay pañales diseñados especialmente para ellos que tienen recortada la parte delantera).

¿Cuándo mudarlo?
En sus primeras semanas de vida, una guagua hará pipí cada 3 o 4 horas; es decir, cada vez que se alimenta, por lo que se recomienda cambiarle el pañal en esos horarios.

En cuanto a la caca, lo primero que hará es el meconio, que será expulsado durante las primeras 48 horas de nacido en varias deposiciones. Es una caca pegajosa y casi negra. Luego de eso es normal que manche el pañal unas 4 veces al día, aunque también puede hacerlo después de cada papa. En este caso, hay que mudarlo inmediatamente, ya que si no su piel se irritará.

Tamaños de pañales
Para que sepas cuál elegir para tu guagua acá te dejamos algunos tips:

RN: Este es el primer pañal que comprarás. Hay algunas marcas que tienen un diseño especial para que el cordón umbilical quede descubierto. Por lo general, deben ser cambiados cuando tu hijo pese sobre 4,5 kilos.

XS/CH/P: Estos se utilizan cuando tu hijo pesa hasta 6 kilos. Junto con los anteriores, son los que emplearás por menos tiempo, por lo que se sugiere no comprar grandes cantidades.

M: Tu hijo ya está más grande, por lo que el pañal debe ser muy absorbente. Este tamaño se utiliza entre los 5 y 10 kilos. Permanecerá en esta talla hasta aproximadamente el año de vida.

L/G: Tu pequeño usará esta talla entre los 9 y 13 kilos. Es mejor que cambies al porte siguiente antes de que alcance el peso máximo, ya que su funcionamiento decae considerablemente entre más próximo estés al límite.

XL/XG: Son los últimos de este largo camino. Debes comprarlos cuando tu hijo pese sobre 13 kilos. Como seguramente estarás en campaña de sacarle los pañales, puedes ir intercalándolos con los ‘sube fácil’, para que comience a acostumbrarse.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar

Feria PlatosyCopas