Células madre
Células madre
Una decisión para el futuro

Su conservación es cada vez más común entre quienes buscan asegurar la salud de su hijo y de toda la familia. Y aunque mucho se ha avanzado en la materia, el parto sigue siendo el mejor momento para extraerlas.

Con el propósito de resguardarse ante la contingencia incierta de enfermedades futuras, son cada vez más las parejas que optan por almacenar las células madre de su recién nacido, obteniendo con ello un verdadero ‘seguro biológico’ idóneo para revertir y aliviar diversas patologías. Y es que las ya populares células madre poseen la increíble capacidad de regenerar prácticamente todo tipo de tejidos, por ello son utilizadas con gran potencialidad en distintas terapias.

Pero ¿qué son las células madre? En términos simples -y de acuerdo a VidaCel, el banco más grande en Chile- son células básicas que, a diferencia del resto, poseen el potencial de convertirse en distintos tipos de células del organismo, actuando como un sistema reparador del mismo.

Las células madre pueden extraerse de múltiples fuentes: médula ósea, tejido adiposo e, incluso, de los dientes de leche. Pero, sin duda, las más efectivas son las que se sacan durante el parto, de la sangre que queda en el cordón umbilical del recién nacido y la placenta. Este primer fluido es rico en células madre hematopoyéticas o sanguíneas, que son responsables de la regeneración de todos los componentes de la sangre. Asimismo, tienen la facultad de regenerar la médula ósea y el sistema inmunitario cuando este se encuentra deprimido. Junto con lo anterior, es necesario considerar que las células del cordón umbilical son vírgenes, ya que anteriormente no han estado sometidas a ningún agente invasivo. Por estas razones, el nacimiento constituye el mejor momento para optar por la custodia de estas.

Bancos privados v/s públicos
Una vez que las células madre son recolectadas, existen dos opciones de preservación: a través de bancos privados -también llamado bancos familiares- o mediante aquellos de acceso público. La principal diferencia entre ambos radica en que en los primeros existe la seguridad de que las células serán 100% compatibles con el hijo del cual fueron extraídas y, asimismo, hay una alta probabilidad de que puedan servir a la madre, padre y hermanos.

Por otro lado, en los de acceso público la posibilidad de encontrar una muestra compatible es muy escasa. Además, el tiempo de espera para localizar una muestra de células madre que sirva puede extenderse considerablemente, perjudicando el diagnóstico del enfermo y el valor es sumamente elevado.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar

Feria PlatosyCopas