Centro Crecer de Colores
Centro Crecer de Colores
Apoyando a los más pequeños

Se trata de una empresa de neurorrehabilitación y estimulación temprana que lleva 3 años funcionando. En ella participan terapeutas infantiles de distintas especialidades que buscan promover el desarrollo integral y armónico durante los primeros años de vida. 

A través de la terapia infantil se ayuda a los niños en las distintas áreas de su desarrollo buscando su máximo potencial, siempre respetando los tiempos y ritmos de aprendizaje de cada uno y los estilos de crianza de cada familia

Uno de los pilares de este proyecto es la educación, ya que guía y acompañan a los padres en este proceso, desde comprender el desarrollo de sus hijos y sus dificultades, hasta cómo ayudarlos en el día a día de forma adecuada.

El centro cuenta con profesionales especialistas de kinesiología, fonoaudiología y terapia ocupacional, y atienden a domicilio en todo Santiago, ya que buscan trabajar en el entorno cercano y natural de cada niño y su familia, que es donde aprenden de mejor manera y así se tienen más posibilidades de generar cambios significativos. De esta manera, buscan entregar las mejores oportunidades de desarrollo infantil, con el fin de potenciar al máximo sus capacidades para ir logrando pequeñas metas que promuevan una infancia más saludable, llena de juego y exploración.

Para esto, utilizan el juego como herramienta principal durante las terapias, con las cuales intentan potenciar el desarrollo sicomotor, cognitivo, del lenguaje y socio afectivo del niño/a. Su objetivo es empoderar a la familia como gestor principal del desarrollo y la rehabilitación integral e individualizada de cada menor.

El centro ofrece diferentes programas específicos según el tipo de necesidad que tenga el niño:

– Neurorehabilitación: engloba las necesidades de los menores con condiciones o patologías que afectan el sistema nervioso -de forma congénita o adquirida-, síndromes genéticos o enfermedades neuromusculares. Es decir, integra a aquellos niños que, debido a su diagnóstico, tienen problemas en áreas de su desarrollo como la movilidad, la interacción social y la comunicación.

– Estimulación temprana para niños que presentan condiciones que afectan su desarrollo temprano (0-6 años), o que cuentan con factores de riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar algún trastorno.

– Apoyo transitorio, que busca la promoción y prevención en el desarrollo, en especial para niños que requieran de acompañamiento y terapia de manera transitoria y predominantemente aislada a un área (motora, comunicación, interacción social) en el transcurso de su desarrollo.

– Trastornos del neurodesarrollo: para menores que cuentan con trastornos que impactan diversas áreas de su desarrollo, sin tener lesiones neurológicas orgánicas ni otros diagnósticos.

– Kinesiología respiratoria para favorecer y permeabilizar la vía aérea, sumado a disminuir la obstrucción bronquial, manejar las secreciones y agilizar el mecanismo de la tos.

¿Cuándo consultar?
Es muy importante que el pediatra o educadores vayan pesquisando y estando atentos a los hitos del desarrollo que debe ir cumpliendo tu hijo para poder derivar a tiempo. Aquí van algunas de las banderas rojas que nosotros observamos:
2 meses: no atiende a la madre, no realiza contacto visual.
4 meses: no controla su cabeza de manera estable, ni sigue rostros con la mirada.
6 meses: no gira hacia el sonido o voz.
7 meses: no toma objetos.
8 meses: no se mantiene sentado solo.
9 meses: no balbucea.
12 meses: no tiene pinza fina, no busca un objeto escondido.
14 meses: no camina.
15 meses: no pone ni saca objetos de un recipiente.
24 meses: no dice palabras.

Más información:
www.crecerdecolores.com
[email protected]
+569 9697 1488
@crecerdecolores

 

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé