Cordón umbilical, fuente de vida
Cordón umbilical, fuente de vida

¿Sabes lo fundamental que es en la formación de tu futuro hijo? Para que te quede todo claro, aquí te damos algunos datos sobre su composición y función que quizás desconocías.

El cordón umbilical es la conexión entre la placenta y tu guagua y, por lo tanto, un lazo directo entre tú y tu hijo. Este se forma entre la quinta y doceava semana de gestación y es clave para el buen desarrollo del feto, puesto que le provee los nutrientes necesarios para su crecimiento. Este mide entre unos 50 y 60 centímetros de largo y está compuesto por dos arterias y una vena umbilical, que están ubicadas en forma de triángulo. Durante la estadía de tu guagua en el útero, el cordón umbilical representa la única vía para alimentarse y para recibir sangre con altos niveles de oxígeno. Tras su nacimiento, se corta y deja una cicatriz permanente: lo que conocemos como el ombligo.

Funciones
Entre las misiones que cumple el cordón umbilical en la formación del feto se pueden destacar:
Alimentación. Transporta los nutrientes que la madre brinda al feto a través de la placenta.
Respiración. El cordón umbilical es el encargado de transportar sangre rica en oxígeno.
Excreción. El dióxido de carbono que se desecha en la respiración y los residuos de la alimentación son expulsados por medio del cordón umbilical.
Alto contenido de células madre. Estas son indiferenciadas; es decir, que pueden convertirse en células de cualquier tipo: de la piel, del tejido nervioso o de las que componen el corazón o los riñones. Esto permite que se puedan almacenar y utilizar para el tratamiento de enfermedades como la leucemia infantil o lesiones de la médula espinal o el corazón.
Transmisión de anticuerpos. Esto se produce cerca del final del embarazo, cuando la madre envía al feto los anticuerpos generados por su organismo para que este vaya formando su sistema inmunológico.

El cordón umbilical no solo es fundamental para la creación de una nueva vida, sino que también puede ser el método para salvar muchas más. La donación de sangre del cordón umbilical es un proceso indoloro que se realiza inmediatamente después del parto.

Cuidados del cordón umbilical
Son muchas las dudas que te pueden surgir luego del nacimiento de tu guagua, pero para que sepas qué es lo que debe pasar, acá te aclaramos algunas.

¿Cuándo se debe cortar?
A pesar de que antes se hacía inmediatamente después de que nacía, actualmente la Organización Mundial de la Salud sugiere que se debe esperar entre 30 y 120 segundos para hacerlo. Así, el recién nacido tendrá menor necesidad de transfusión de sangre y bajo riesgo de padecer una hemorragia intraventricular.

¿Cómo se cuida el cordón de un recién nacido?
La parte que queda ‘agarrada’ del ombligo se secará tras unos días y luego se caerá. Esto puede ocurrir entre la primera semana y la segunda. Mientras tanto, se recomienda limpiarlo con algodón y un poco de alcohol. Asegúrate que el pañal no lo tape hasta que lo bote.

¿Cuándo se puede bañar a la guagua?
Se aconseja hacerlo una vez que bote el cordón, ya que es imprescindible mantenerlo seco. Mientras tanto, lo puedes limpiar con una toalla húmeda o una esponja.

Otros beneficios
Las células madre tienen mayor capacidad proliferativa que las de la médula ósea.
– Es mucho más fácil y menos traumático recolectar la sangre del cordón umbilical que la de la médula ósea.
– Hay menos complicaciones en los trasplantes de células madre.
– Los trasplantes de células madre del cordón umbilical, son menos costosos que los de médula ósea.
– La disponibilidad es más rápida y accesible.
– Uno de sus usos es tratar a niños con parálisis cerebral o con daño cerebral traumático.
 

Banner lateral Feria MyB 2019
Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar