Creencias populares durante la gestación
Creencias populares durante la gestación
¡Habías escuchado de ellas?

Lo escuchaste en una reunión familiar o te lo dijo tu mamá o abuela, por lo que creciste escuchando estos mitos. Estos son algunos de los que se repiten más.

“Tomar cítricos durante la lactancia hace que la leche materna se corte”.
Por ningún motivo esto puede cortar la leche materna. Es más, los cítricos son muy beneficiosos en la etapa de lactancia, ya que contienen vitamina C, por lo que es muy recomendable consumirlos.

“Hay que comer cosas picantes para que salga antes”.
No se ha encontrado una lógica científica que sustente esto, pero es un consejo que siguen muchas mujeres cuando ya se han pasado de su fecha límite de parto y quieren acelerar el proceso.

“Cada niño cuesta un diente”.
Este es un viejo dicho popular. Es cierto que las mujeres durante el embarazo deben tener especial cuidado con su higiene bucal, pero esto no implica que vayan a perder los dientes por tener un hijo.

“No hay que levantar las manos encima de la cabeza porque el bebé puede estrangularse con el cordón umbilical”.
Esta creencia proviene de la convicción de que cualquier movimiento brusco hecho por la madre puede hacer que la guagua se mueva en el interior del vientre y termine enrollándose con el cordón umbilical. Es totalmente falso, pues la guagua se mueve por iniciativa propia y los movimientos maternos no ocasionan daño.

“Si la guatita es redonda hacia arriba, será niñita. Si es en punta hacia abajo, será niñito”.
No hay manera de saber a simple vista el sexo de la guagua. Esta creencia se forja con los años, gracias a la observación de la gente. Pero no tiene ningún sustento científico que la respalde.

“La luna llena hace que nazcan más guaguas”.
Nadie ha comprobado que esto sea cierto. Muchas personas creen que ocurre porque la luna tiene una fuerte influencia en la mujer y en la vida, por lo que aumentarían las probabilidades de comenzar el trabajo de parto.

“Si los antojos son de algo salado, será hombre; si son de cosas dulces, será una mujer”.
Los antojos en las embarazadas suelen ser muy variados, por lo que no se podría generalizar entre solo cosas saladas o dulces. No trates de controlar tus antojos, porque no influirán en el sexo de tu bebé.

“Si no tienes náuseas en la mañana, tu bebé será hombre”.
Esta creencia normalmente es alimentada por las mismas madres, que sufrieron o no las náuseas mañaneras. Algunas dicen que, si la guagua es mujer, habrá el doble de hormonas femeninas, por lo que las náuseas serán mayores, pero nada de esto tiene explicación científica.

“Relaciones sexuales hacia el final del embarazo”.
Algunas personas creen que el sexo ayuda a apurar el trabajo de parto, debido a una enzima que posee el semen. Sin embargo, no se ha comprobado científicamente.

“Si la madre tuvo un embarazo difícil, el de la hija será igual”.
Son muchos los factores que influyen en que la gestación sea fácil o difícil. Por ejemplo, la posición y tamaño del bebé, el estilo de vida, la contextura de la madre, la dieta, etc. De todas maneras, siempre existe el factor hereditario, pero no es el predominante.

Banner lateral ExpoNovios abril 2020

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé