Dermatitis del pañal ¡Al ataque!
Dermatitis del pañal ¡Al ataque!

La dermatitis del pañal es una de las afecciones más comunes en las guaguas. No es necesariamente grave si la tratas a tiempo, y su cura puede ser un asunto de 2 a 3 días. Toma nota de su tratamiento

Si tu hijo presenta un enrojecimiento inusual en la zona que cubre el pañal, y esta inflamación parece ser una especie de tatuaje que marca su piel, no dudes más, no es calor ni asfixia, es dermatitis del pañal.

Esta dermatitis puede brotar por dos motivos principales. El primero de ellos se relaciona con la dieta. En efecto, cuando el menor comienza a ingerir alimentos sólidos, aumenta la frecuencia de sus deposiciones, cuestión que los papás no siempre notan y atienden a tiempo. Por lo mismo, el niño no se mantiene lo suficientemente seco y limpio, generándose un ambiente ideal para el afloramiento del hongo o bacterias. En segundo lugar, las guaguas que reciben tratamientos con antibióticos también son susceptibles a contraer la dermatitis del pañal, pues en ese caso, los antibióticos hacen que la flora de la zona desaparezca, dejándola desprotegida y debilitada ante la llegada de hongos y bacterias.

La presencia de esta afección es fácilmente distinguible, pues provoca un enrojecimiento en el área del ano y, en ciertas ocasiones, produce además un descamamiento o descascaramiento de la piel. Si aprecias que tu guagua tiene alguno de estos síntomas, tienes estar tranquila, porque se trata de un problema absolutamente controlable. Incluso más, no es estrictamente necesario acudir al doctor o dermatólogo, ya que el tratamiento y las medidas que debes adoptar son sencillas y accesibles, así lo indica el dermatólogo Francisco Contreras. “El tratamiento de esta patología, en su nivel inicial, se basa en la acción de un antifúngico, de preferencia la nistatina o fluconazol, y la aplicación de una crema ojalá de consistencia gruesa para que cree una separación entre la piel y el pañal. Sin embargo, si la dermatitis sobrepasa los límites del pañal y sube, debe acercarse a un dermatólogo inmediatamente”.

Por lo general el tratamiento surte efecto en 2 o 3 días. De lo contrario, si ves que la situación empeora, lo mejor es acudir a un dermatólogo o bien consultar con tu pediatra de cabecera para que te derive a un especialista de su confianza.

Hay que atacarla a tiempo

Las complicaciones que pudiese tener una dermatitis de este estilo, se manifiestan inicialmente cuando el enrojecimiento e inflamación cutánea sube y llega a otras partes del cuerpo, dejando su forma inicial. Generalmente esto ocurre cuando no se trata a tiempo y la inflamación sufre adicionalmente una infección. Si esto ocurre, el especialista indica que podría tratarse de una acrodermatitis. “Una afección más severa es muy poco común y su complicación puede deberse a un retraso prolongado en el tratamiento que, en consecuencia, admite que la infección de las bacterias adquiera una potencialidad o cruce dos afecciones cutáneas al mismo tiempo”, explica el dermatólogo.

Si solucionaste el problema y tu hijo ya se sanó, es fundamental que adoptes algunas medidas para evitar un rebrote en el futuro. Para ello, prueba una marca de pañal distinta a la que usas habitualmente, ya que existe la posibilidad de que la piel de tu guagua sea sensible a su material basal y, por último, cuando veas cierto enrojecimiento, no temas en utilizar cremas de textura gruesa.

Trátala correctamente
Mantén a tu hijo todo el tiempo que puedas sin pañal.
Pon atención cuando haga sus necesidades y múdalo de inmediato, sobre todo si ya está con dermatitis.
No dejes que se rasque la piel dañada.
No le aprietes el pañal, porque de esa forma evitas que circule el aire en su interior, aquello fomenta el roce y la condensación del aire en la zona afectada.
Límpialo sólo con agua y, en lo posible deja que esta escurra sin presionar ni tocar la zona afectada.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé