Destete respetuoso
Destete respetuoso
Por Marlina Díaz Rodríguez www.marlylactancia.com @marlylactancia [email protected]

El destete es parte de la lactancia, no hay niño que no lo haga. Toda guagua amamantada, tarde o temprano, pasará por ese proceso y depende de cómo y cuándo suceda es lo que podemos esperar y cómo debemos actuar. Acá te dejaré todo lo que debes saber sobre ese este.

¿Por qué destetar?
Antes de irnos de lleno a cada etapa, debemos dividirlo en 2; una parte va dirigida por el niño y otra, por la madre. Un destete espontáneo por parte del bebé no sucede antes de los 2 años, si previo a eso deja el pecho, generalmente, es por una confusión tetina-pezón o por otros inconvenientes que ha tenido en la lactancia.

Si tú como mamá eres quien quiere guiar este proceso, debes preguntarte primero por qué deseas hacerlo y ver si realmente quitarle el pecho a tu hijo es necesario o es la solución a algún problema que estén atravesando.

· Si te han dicho que debes destetar porque estás embarazada, no es cierto, puedes continuar haciéndolo.

· Si te comentaron que debes dejarlo para tomar algún medicamento, revisa primero en www.e-lactancia.org. La mayoría de los remedios son compatibles con ella.

· Si quieres volver a trabajar y crees que no puedes seguir amamantando, debes saber que hay muchas opciones para compatibilizar la lactancia con el trabajo. Busca una asesora que te oriente y conoce tus derechos laborales.

· Si deseas destetar porque estás agotada, prueba primero durante la noche, quizás así puedas continuar dándole de día.

· Si quieres finalizar este proceso porque tu bebé es muy demandante y estás muy cansada, piensa bien si esa es la solución, a veces creemos que el pecho es el problema cuando en realidad es un aliado.

Si revisando todas estas posibles opciones, sigues estando decidida, quédate tranquila, tómate tu tiempo y no te sientas culpable. Tarde o temprano todos los niños se destetan, solo ustedes sabrán cuándo es el momento adecuado para hacerlo, no dejes que terceros tomen esa decisión por ustedes.

Ya estoy decidida, ahora ¿cómo lo hago?
Si tu guagua es menor de 12 meses generalmente no opondrá mucha resistencia y aceptará más fácilmente este proceso. Es esencial que sepas que antes del año la leche es su principal alimento, por lo que deberás sustituir las tomas por leche de fórmula.

Si es más grande, a pesar de que la cosa se pone más difícil, tenemos otros recursos que con un niño más chico no hay. Puede ser que tu hijo ya sepa dónde está el pecho y que muchas veces sea cosa de autoservicio. Si ese es tu caso, tendrás que cambiárselo por algo realmente atractivo y darle una carga extra de mimos, besos, juegos y paseos.

Empieza a analizar en qué momentos te pide más y adelántate a esas tomas. Por ejemplo, algunas mamás ven que sus hijos no les piden el pecho en la calle, por lo que suelen hacer extensos paseos, para alargar los espacios entre toma lo más posible.

Es importante que no lo hagas de forma abrupta, esto puede ser perjudicial tanto para ti como para tu guagua. Si ves alguna actitud diferente en tu pequeño o notas que no se está tomando tan bien este proceso, es posible que estés yendo muy rápido y que sea mejor tomarlo con más calma.

El destete es una etapa larga y difícil. Independiente si tu hijo tiene 6, 12 o 24 meses, puede ser estresante y muchas veces doloroso para ti. Por muy decidido que lo tengas, terminar con esa conexión única entre ambos será un duelo que deberás atravesar, por lo que será necesario encontrar nuevos espacios de conexión.

No te apresures y no dejes que nadie más tome la decisión por ti, es algo que le compete solo a la madre y al hijo, ustedes son los protagonistas de esta historia y es su decisión saber cómo y cuándo finaliza.

Banner lateral ExpoNovios abril 2020

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé