Dudas sobre nutrición en el embarazo
Dudas sobre nutrición en el embarazo

La alimentación es fundamental durante este periodo y, por lo mismo, surgen muchas interrogantes al respecto. Para aclarar algunas de ellas recurrimos a Dana Bortnick, nutricionsta de Clínica Indisa. Revisa si las que tienes están en el siguiente listado.

Si quedé embarazada con sobrepeso, ¿es el momento de hacer dieta?
Definitivamente, ¡no! Ahora se redefine el objetivo de la nutrición, ya que no es únicamente para ti, sino que también para el adecuado crecimiento y desarrollo de tu hijo. Asimismo, se determina un aumento de peso saludable hasta el final del embarazo menor al que si hubieses comenzado con peso normal.

Si se debe reducir o mejorar la ingesta de comida, ¿cuál es el ejemplo ideal de dieta a seguir?
Toda pauta de alimentación debe ser personalizada e indicada por un nutricionista. Esta debe ser balanceada y tiene que incorporar lácteos descremados, por lo menos 3 porciones al día; frutas y verduras diariamente; pescado al menos 2 veces por semana, al horno o al vapor. También se debe reducir el consumo de azúcar y alimentos procesados y es esencial una adecuada hidratación, por lo que se recomienda la ingesta de al menos 6 a 8 vasos de agua al día.

¿Tengo que comer lo mismo, más o menos?
Lo mismo o más, esto va a depender del trimestre en el que estés. En el caso de ser un embarazo normal y en una mujer de peso pre-concepcional normal, no se recomienda una mayor ingesta calórica durante el primer trimestre, pero sí se debe incrementar para el segundo y tercero, en aproximadamente 350 y 450 kcal/día, respectivamente.

¿Hasta qué mes es riesgoso comer poco?
En realidad, el comer poco es riesgoso durante todo el embarazo, debido a que una inadecuada alimentación supone un bajo aporte de nutrientes críticos de la embarazada, como calcio, hierro, proteínas, etc., y que por lo mismo son imprescindibles para el correcto desarrollo del bebé.

¿Cuáles son los productos que no pueden faltar en mi refrigerador?
Leche y yoghurt descremados, queso fresco y/o quesillo, frutas y verduras frescas, pescado, huevo, carnes magras, como pollo, pavo y algunos cortes de carnes rojas.

Si me encanta la comida chatarra y sigo comiendo durante el embarazo, ¿es probable que mi hijo nazca con sobrepeso?
Lo más probable es que si no cambias tus hábitos, tengas un aumento excesivo de peso. Lo que se ha asociado no solo con la macrosomía (cuando una guagua tiene un peso por arriba del promedio), sino que también con el desarrollo de hipertensión, preeclampsia, diabetes gestacional y parto operatorio. Además, los hijos de mujeres con sobrepeso presentan un mayor riesgo de anomalías congénitas, distocia de hombros y obesidad infantil.

¿Cómo me puedo cuidar para no padecer diabetes gestacional?
La clave está en tener un aumento de peso saludable durante el embarazo, lo que se logra a través de una dieta que contenga todos los nutrientes necesarios tanto para ti como para tu bebé, que sea fraccionada y que incluya una adecuada hidratación. Y lo segundo, pero no menos importante, es mantenerte activa durante este periodo. Si practicabas un deporte o ibas al gimnasio, que no representa un riesgo para el embarazo, debes seguir haciéndolo y, si no lo hacías, es necesario incorporar una rutina de ejercicio que se acomode a tu ritmo.

¿Cuánto es lo que debiese subir de peso mes a mes?
Todo depende del estado nutricional pre-concepcional. En el caso de una mujer de bajo peso, debería subir entre 1.8 y 1.2 kilos mensuales, aproximadamente; una de peso normal, entre 1.3 y 1 kilo por mes; quienes tengan sobrepeso, entre 1 y 0.7 mensuales; y, por último, si presenta obesidad, entre 700 y 600 gramos al mes.

¿Es necesario consumir vitaminas adicionales durante la gestación?
En general, una dieta balanceada debería aportar las cantidades necesarias de vitaminas y minerales, de las cuales aumenta el requerimiento durante el embarazo, pero en algunos casos la suplementación se hace necesaria, por ejemplo, para mujeres con embarazo múltiple, fumadoras, adolescentes, vegetarianas o veganas y aquellas que se hayan sometido a cirugía bariátrica, entre otras.

En el caso del ácido fólico y el hierro, la suplementación es para todas las embarazadas, ya que los requerimientos, que se ven incrementados en esta etapa no se logran cubrir, a pesar de una dieta adecuada.

Si me diagnostican anemia ¿en qué alimentos puedo encontrar el hierro necesario?
Existen dos tipos de hierro, el hemínico, que se encuentra principalmente en alimentos de origen animal, como carnes, huevos y lácteos bajos en grasa. Este tiene una mejor tasa de absorción. Por otro lado, está el no-hemínico, que está en alimentos de origen vegetal, como acelga, espinaca, alcachofas, espárragos, los cuales deben ser consumidos en conjunto a alimentos que contengan vitamina C, como el limón, para así aumentar la absorción de hierro.

¿En qué alimentos puedo encontrar el calcio que mi cuerpo requiere?
Principalmente en la leche y sus derivados, verduras de hoja verde, almendras, sésamo, leguminosas y  pescados como el salmón.

¿Qué alimentos ayudan a mejorar el tránsito intestinal?
Todos aquellos con alto contenido de fibra, como cereales integrales, avena, salvado de trigo y también frutas y verduras, principalmente en sus cáscaras.Asimismo, una adecuada hidratación es esencial para el buen tránsito intestinal.

Si tengo diabetes gestacional, ¿cuál es la mejor dieta?
Algunas recomendaciones son el adecuado fraccionamiento de los tiempos de comida, tener tres tiempos de comidas principales, además de 1 y 2 colaciones, dependiendo de tu rutina. La base de la alimentación debiese ser verduras y frutas frescas, cereales integrales, pescado, huevo, carnes magras y lácteos descremados.

También debes evitar el consumo excesivo de azúcares refinados y alimentos que la contengan, como pasteles, dulces y chocolates.

¿Existen hierbas que sean riesgosas durante el embarazo?
El que sea o no riesgoso depende del uso que se dé a estas hierbas, por ejemplo, algunas pueden ser seguras para cocinar o consumir en preparaciones, pero no así en cantidades medicinales. Algunas de las que se consideran riesgosas en cantidades medicinales son: ginseng, té verde, hierba de San Juan, romero y pasiflora, entre otras. El consejo es suspender el consumo de suplementos en base a hierbas medicinales o consultar al equipo médico tratante.

Banner lateral Feria MyB 2019
Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar