Factor Rh en la sangre, todo lo que debes saber
Factor Rh en la sangre, todo lo que debes saber

¿Conoces tu grupo sanguíneo? ¿Sabes cuál es el de tu pareja? ¿Estás informado de los riesgos de una posible incompatibilidad? Si respondiste ‘sí’ a alguna de estas preguntas, lee el siguiente artículo, que te ayudará a reducir los riesgos asociados a esta discordancia.

Uno de los primeros exámenes que se le solicitan a una embarazada es el de sangre. Con este, además de chequear el estado general de la mujer, se determina cuál es su grupo sanguíneo con el fin de prevenir posibles complicaciones que surgen producto de la incompatibilidad entre el padre y la madre.

El 85% de los chilenos posee factor Rh positivo, una proteína hereditaria en los glóbulos rojos. Quienes no la presentan tienen Rh negativo, lo cual no afecta a la salud. Sin embargo, el riesgo aparece -al momento del parto- cuando una mujer Rh negativo queda embarazada de un hombre Rh positivo.

Al producirse este cruce, hay posibilidad de que el feto adquiera el grupo sanguíneo del padre. Si esto ocurre, durante la gestación por lo general no se presentan complicaciones, pues la sangre, tanto de la madre como del feto, no se entremezclan, pero durante el parto esto sí puede ocurrir, provocando que el sistema inmune femenino desconozca la proteína Rh positiva, generando anticuerpos para destruirla, anemia severa, insuficiencia cardíaca e, incluso, un derrame.

Generalmente el primer hijo no se ve afectado, a no ser que la madre haya tenido abortos anteriores, puesto que el organismo de la mujer requiere tiempo para desarrollar los anticuerpos contra la sangre fetal, incrementándose en cada embarazo y aumentando el riesgo de que los anticuerpos de la sangre materna atraviesen la placenta y lleguen al feto. Esto puede provocar que los anticuerpos de la mamá destruyan muchas de las células sanguíneas de su guagua.

¿Cómo prevenirlo?
Es muy importante que los padres se realicen un análisis de sangre antes o en los primeros días del embarazo para averiguar si la mujer es Rh negativo y el padre es Rh positivo y así prevenir la incompatibilidad.

Por otra parte, el Test de Coomb es el examen que detecta si las madres que son Rh negativo poseen o no anticuerpos contra la sangre Rh positivo. Se efectúa de forma sencilla extrayendo sangre y añadiéndole sustancias sintéticas que simulan al factor Rh positivo.

En casi todos los casos se puede prevenir, pero para ello la mujer que presenta grupo sanguíneo Rh negativo debe acudir a su médico y llevar un estricto control durante la gestación.

En el caso de que existiera discordancia, existe una vacuna de gamaglobulina específica hiperinmune, de las que hay varias marcas en el mercado que solo pueden administrarse bajo receta e indicación médica, previniendo el desarrollo de los anticuerpos en contra de los glóbulos rojos de la guagua (sensibilización por factor Rh). La protección de esta inyección normalmente dura 12 semanas, por lo que puede ser necesario repetir el tratamiento.

La primera dosis debe ser durante la semana 28 de gestación, aunque a esa altura no se sabe qué factor será el bebé, y la segunda dentro de las 72 horas posteriores al nacimiento, en el caso de que sea Rh positivo.

Si la guagua nace con factor Rh negativo no será necesario aplicar la vacuna, ya que la madre no producirá anticuerpos por tener el mismo factor de sangre que su hijo.

Si la mujer no se la pone y en el segundo embarazo el hijo vuelve a ser Rh positivo, como el sistema defensivo ya ha captado la señal, sabe que es un glóbulo rojo extraño a su sistema inmunitario y va a generar anticuerpos para atacar de forma masiva los glóbulos rojos del feto.

He ahí la importancia de conocer tu factor sanguíneo y controlar cada detalle durante estos 9 meses.

Banner lateral Feria MyB 2019
Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar