Fiebre, ¿cuándo debes preocuparte?
Fiebre, ¿cuándo debes preocuparte?

Este es uno de los motivos más recurrentes en las consultas médicas y si bien es un signo de alerta, no toda alza en la temperatura de los niños es para preocuparse de sobremanera. Aquí te explicaremos cómo actúa y cuándo es necesario consultar al pediatra.

La fiebre es una de las mayores preocupaciones de los padres; sin embargo, no siempre es motivo de consulta al médico, ya que es un mecanismo de defensa del organismo que tiene como finalidad protegerlo de las infecciones causadas por microorganismos. Su causa más frecuente son las infecciones, ya sea por virus o bacterias, pero también puede producirse en otras circunstancias.

“La fiebre es un signo de alerta, por lo tanto, siempre debe llamar la atención, sobre todo cuando es alta, persistente o reaparece rápidamente. Así como también cuando no presenta un origen claro y/o cuando el niño está muy decaído y hay compromiso de su condición general, a pesar de haberle bajado la temperatura”, explica el pediatra Mauricio Jarufe.

La recomendación es no llevar a los niños al doctor en cuanto tengan fiebre, puesto que la mayoría de las veces la temperatura es por causas poco importantes y desaparece en un par de días. Sin embargo, el especialista enfatiza que, si el menor presenta un cuadro que pudiera ser una infección respiratoria, con fiebre que se prolongue por tres días, la consulta al pediatra debe ser inmediata.

La temperatura humana normal varía entre los 36 y 37 ºC, por lo que se habla de fiebre cuando la persona tiene una temperatura mayor a esta. En la actualidad hay diversas formas de medirla, siendo la más segura la que se realiza con un termómetro en la axila. Si bien no hay una definición absoluta para fiebre alta, el pediatra afirma que en general se habla de esta cuando alcanza o supera los 39 ºC.

Asimismo, indica que “si no hay otros problemas agregados, la fiebre se trata solamente para aminorar las molestias del enfermo, por lo tanto, la sugerencia es bajarla únicamente cuando esté causando malestar”. Una forma de hacerlo en casa y de manera natural es “desabrigar al paciente e idealmente darle un baño de tina tibio en un ambiente temperado. Más allá de esto, lo que debe hacerse es usar medicamentos, siempre entendiendo que se cumple la condición de que sea conveniente bajar la temperatura”, indica Mauricio Jarufe.

¿Cuándo consultar al doctor inmediatamente?
– Siempre que un menor de 3 meses tenga fiebre.
– Si aparecen manchas en la piel, especialmente si son de color rojo oscuro y no desaparecen al pasar la mano sobre ellas (petequias).
– Si la fiebre está acompañada de vómitos.
– Si hay somnolencia.
– Si hay irritabilidad o cambios de carácter.
– Si el niño tiene convulsiones.
– Si presenta dificultad respiratoria.
– Si hay cualquier otro síntoma relevante: tos, diarrea, dolor muscular o articular.
– Si la fiebre se prolonga más de tres días.

¿Cómo tomarle la temperatura a un niño?
A pesar de que una madre puede sentir si su hijo está más caliente solo con tocarlo, únicamente un termómetro puede determinar qué tan alta es la fiebre. Un menor tiene temperatura cuando esta iguala o supera cualquiera de las siguientes medidas:
– Si se toma en la boca: 37,8 ºC
– Si se toma en el recto: 38 ºC
– Si se toma en la axila: 37,2 ºC

Se recomienda utilizar un termómetro digital. La Academia Americana de Pediatría desestima el uso de termómetros de mercurio, de manera de prevenir la exposición y envenenamiento accidentales.

La mejor forma de tomarle la temperatura a tu guagua es vía rectal o debajo del brazo, en la boca es aconsejable a partir de los 4 años. Si utilizas más de un método, es bueno designar un termómetro para cada uno de ellos para evitar la contaminación por bacterias.

Independientemente de la alternativa que elijas, no le tomes la temperatura a tu hijo justo después de bañarlo, cuando es probable que su temperatura esté más elevada. Espera por lo menos 20 minutos para obtener una lectura más precisa. Lo mismo pasa si tu guagua ha estado envuelta con una manta durante mucho rato.

 

 

 

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé