Guaguas de invierno
Guaguas de invierno

Hace frío afuera y eres primeriza y no sabes cómo vestir a tu pequeño… No te preocupes, este es un dilema que enfrentan todas las mamás. Para que como dice el dicho, no lo abrigues más que hijo único, aquí te damos algunos tips que te servirán.

Al igual que cuando hace calor, tu propia temperatura y comodidad puede ser tu guía; sin embargo, en menores de 6 meses -debido a que tienen una mayor proporción de superficie corporal con respecto a su peso y a que aún no pueden tiritar para generar calor- requieren un poco más de protección que tú en invierno.

Durante el clima frío es mejor, y menos restrictivo, vestir a las guaguas con varias capas de ropa ligera que con un par de cosas muy abrigadas. Si por lo menos una de esas capas es de lana, tu hijo estará aún más calentito. Sigue estos consejos y tu pequeño estará a gusto, aunque esté helado afuera:

– Asegúrate que haya comido algo antes de salir, ya que así tendrá calorías para conservar la temperatura corporal en un clima frío.

– Su ropita debe ser fácil y rápida de quitar para cambiarlo cómodamente.

– Opta por prendas de fibras naturales, ya que tienen un tacto agradable, absorben la humedad de la piel y la dejan transpirar. El algodón y la lana son los materiales ideales.

– Los bodies son básicos en el armario del bebé, puesto que le ofrecen un resguardo perfecto. Pueden ser de manga larga o corta, pero no deben apretarle en los muslos, ni tampoco ser muy sueltos.

– Si su ropa se moja, cámbiasela inmediatamente.

– Un truco para saber si tiene frío es tocarle el cuello, la frente o la nariz. Si percibes poca temperatura en estas zonas, es esencial que lo abrigues. Es aconsejable llevar varias prendas en su bolsa al salir de casa (guantes, gorros, calcetines), de modo que puedas ponérselas si es necesario.

– Un pequeño que ya se para debe usar zapatos impermeables mientras camine al exterior. Procura que estos sean amplios para que pueda entrar el aire, lo que le dará un aislamiento extra.

– En el auto sácale el gorro y la chaqueta para evitar el sobrecalentamiento. Si no puedes hacerlo, mantén su interior fresco.

– Cuando haya viento, usa una crema suave en la piel expuesta de tu hijo para evitar que esta se agriete.

– No te preocupes si tu hijo tiene mocos cuando están al aire libre y hace frío. Los pequeños cabellos, que suelen mover las secreciones nasales al fondo de la nariz en vez de sacarlas, se paralizan temporalmente por las bajas temperaturas, por lo que una vez que entren, debería acabarse el problema.

Dentro de la casa

Durante el invierno, la temperatura ideal del interior cuando se tienen niños pequeños debería estar entre los 20 y 22 grados. Si es superior a esta, el aire seco puede secarle las membranas mucosas de la nariz y hacerlas más vulnerables a los gérmenes, además de secar su piel y provocarle picazón. Ten en cuenta que se necesita más abrigo durante la noche cuando el metabolismo se reduce, pero no caigas en el error común de abrigarlo excesivamente en la cama: si se despierta transpirando, es un fiel reflejo de esto.

Básicos para el frío

– Osito grueso

– Calcetines

– Pilucho de manga larga

– Enterito de algodón si es guagua

– Gorro

– Panties

– Pantalón, polera, chaleco y zapatos si es más grande.

– Bufanda

– Guantes

– Camiseta

– Parka

Banner lateral Feria MyB 2019
Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar