Guía para padres: El desafío de criar
Guía para padres: El desafío de criar

Los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo intelectual y emocional de los niños. Sin embargo, la velocidad de los cambios que experimentan los pequeños en esta etapa hace que este sea un periodo en que suelen haber frecuentes conflictos y crisis. La intensidad que alcanzan las dificultades, determina que muchas veces las familias se sientan sobrepasadas o estén dudosas acerca de si están relacionándose con sus hijos de la manera apropiada.

Formar a un niño y convertirlo en una persona feliz es uno de los mayores desafíos que enfrentan los padres. La crianza de los hijos no es una tarea fácil y se hace aún más compleja cuando se trata de menores en edad preescolar. Debemos recordar que los primeros años de vida son esenciales para el desarrollo cognitivo y emocional de los pequeños. No cabe duda que todos los papás quisieran darles las condiciones que les permitan resolver sus problemas, de manera que puedan vivir y recordar la infancia como una etapa plena y así convertirse en personas felices y autónomas, el punto es cómo lograr ese objetivo con éxito. Muchos se preguntan si ellos se relacionan con sus hijos de forma apropiada y si los están educando bien. A pesar de tener una buena disposición, los constantes cambios que viven los niños en sus primeros años desorientan a los adultos.

Por eso cualquier ayuda que encamine a los progenitores en la senda correcta será bienvenida. En ese sentido el libro “¿Quién dijo que era fácil ser padres?” de las reconocidas sicólogas Neva Milicic y Soledad López de Lérida se convierte en una guía esencial para ayudar a superar las dificultades propias de los menores en edad preescolar. La nueva edición, revisada y actualizada, de este clásico entrega recomendaciones para abordar los conflictos y cotidianidades más comunes de los hijos en los primeros años de vida y orienta de manera adecuada para establecer una relación armónica con ellos en una etapa decisiva de su desarrollo. La forma en que estas situaciones críticas sean abordadas tendrá un impacto decisivo para el desarrollo de la personalidad del niño en la construcción de su identidad y en la manera de estructurar la relación con sus padres.

Así, el objetivo de este libro es que los padres encuentren en sus diferentes capítulos una guía que, además de entregarles orientaciones prácticas, les permita contar con fundamentos teóricos sólidos, que favorezcan la posibilidad de solucionar los conflictos con seguridad y de la mejor manera posible. Para eso sus autoras seleccionaron los problemas que se presentan con más frecuencia en esta decisiva etapa del desarrollo infantil. Y así abordan muy cercana y prácticamente temas tan variados como autonomía vs. dependencia, la superación de miedos, la timidez y las dificultades para defenderse, la tolerancia a las frustraciones, los problemas de alimentación, el baño, el sueño, las peleas entre hermanos, las mentiras, las pataletas y los retrasos en la grafomotricidad, entre otros.

Claves básicas
Esta obra intenta responder las preguntas que suelen surgir en los padres producto de los problemas más frecuentes que viven los niños en edad preescolar, dificultades que muchas veces los llevan a consultar un sicólogo en busca de orientación. Algunos de los inconvenientes descritos en los capítulos del texto son fases normales del desarrollo infantil en este periodo, como el negativismo a los 2 años y medio, las pataletas frente a las pequeñas frustraciones y los contratiempos para conciliar el sueño. El propósito de las autoras es que los adultos a cargo del menor encuentren en estas páginas una guía para que el niño pueda superar esas dificultades sin que queden daños significativos en su personalidad ni se disminuya su potencial de felicidad.

Es importante destacar que atender de manera oportuna estas situaciones es un factor protector y que mejora el pronóstico del problema. Aquí se explica que cuando las dificultades se asumen en forma positiva y no se dejan permanecer, se puede evitar el llamado ‘efecto bola de nieve’, que consiste en que un problema que era pequeño en su origen se transforma en un alud porque los padres no fueron capaces de detectarlo a tiempo.

Otro aspecto a considerar es que los contratiempos que aquejan a los hijos y que a sus papás pueden parecerles pequeños y sin importancia, tienen para ellos una enorme significación emocional, por lo que los adultos deben acoger sus emociones con el mayor respeto y calidez. En el libro se señala que cuando un niño siente que sus padres no valoran sus problemas y los minimizan, hay algo que se daña en la relación.

Por eso las autoras detallan algunos factores que resultan indispensables para crear un clima emocional propicio y que permitan el desarrollo de una personalidad sólida y con sentimientos de competencia.

Toma nota porque necesitarás recordarlos:
1. Contar con afecto incondicional. Las expresiones de afecto durante la infancia influyen en las relaciones interpersonales, lo cual facilita el establecimiento de vínculos con otros y la autoaceptación.
2. Transmitirle confianza en sí mismo. La seguridad que expresan los padres respecto de las capacidades del hijo es fundamental para que el pequeño se sienta competente y capaz de emprender tareas complejas.
3. Tener experiencias de éxito. Pocas cosas contribuyen más a la seguridad de las personas que la sensación de que las cosas que hacen les resultan bien.
4. Tener oportunidades de interacción social. Estar con amigos y jugar con ellos es de vital importancia porque se trata de iguales. Los otros niños facilitan el aprendizaje a través de la imitación.
5. Satisfacer sus necesidades. Estar atentos a lo que los hijos necesitan y buscar formas apropiadas de complacerlos contribuye al crecimiento emocional de los menores.
6. Ambiente estimulante. Es lo que más favorecerá el desarrollo intelectual.
7. Reconocimiento. Esto es validar, darle relevancia a lo que el niño hace, legitimar sus acciones, es decir, hacerle saber que lo que realiza te importa.
8. Seguridad y protección. Crecer en un ambiente protegido, donde no hay amenazas permite que el niño se sienta acogido.

Está muy clara la relevancia que tienen los 6 primeros años de vida en el desarrollo emocional y cognitivo de los niños, así como el papel que desempeñan los papás en el desarrollo de un apego seguro y en la construcción de la identidad. Por lo mismo, se hace necesario reflexionar en cómo superar con amor y sabiduría las dificultades que se van presentando de manera que los menores puedan percibir cómo y cuánto los quieren los papás. Así, al adentrarse en los diferentes capítulos del libro se encontrarán conceptos que sin duda harán más fácil la tarea de ser padres.

Sobre las autoras

NEVA MILICIC: se graduó como doctora en sicología en la Universidad de Gales, Reino Unido, sicóloga en la Pontificia Universidad Católica de Chile y magíster en educación. Es profesora titular en la Escuela de Sicología de la universidad donde se recibió, con cátedras como Trastornos del aprendizaje y Educación para padres. Entre sus publicaciones se encuentran Creo en ti, Fichas de comprensión lectora, Confiar en uno mismo, Vivir con otros, Déficit atencional y Madurez escolar. Ha colaborado en numerosas revistas científicas, tanto chilenas como internacionales. Ha sido conferencista invitada en universidades de América Latina, como la de San Sebastián de Colombia y Ricardo Palma de Lima, entre otras. Actualmente escribe una vez a la semana la columna “Escuela para Padres” en la revista Ya del diario El Mercurio.

SOLEDAD LÓPEZ DE LÉRIDA: se graduó́ como sicóloga con mención en sicología clínica en la Pontificia Universidad Católica de Chile y del posgrado de sicoterapia sistémica para niños y adolescentes. Ha participado como asistente del proyecto FONDEF de Intervención en Crisis. Es coautora del libro “Hijos con autoestima positiva”.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar