Infertilidad, una responsabilidad compartida
Infertilidad, una responsabilidad compartida

Esta enfermedad, con el tiempo, se ha tomado el protagonismo de aquellas mujeres y hombres que están en proceso de agrandar la familia. Se estima que en Chile un 8% de las parejas padece este problema reproductivo y aunque sí existen tratamientos, hay algunas dudas respecto al tema que aclaramos a continuación.
Para muchas parejas lograr tener un segundo hijo es un proceso largo y que requiere de bastante paciencia. En varios casos esta dificultad se relaciona a problemas de infertilidad que pueden ser del hombre, la mujer o de ambos.
Aunque no hay una cifra exacta, de acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud, 1 de cada 4 parejas presenta este tipo de trastornos en países en desarrollo. En Chile tampoco hay una estadística clara respecto a la prevalencia de esta enfermedad, pero el ginecólogo-obstetra, Aníbal Scarella de la Clínica Ciudad del Mar, señala que “este diagnóstico podría afectar a un 8% de las parejas en edad reproductiva, es decir, a 400.000 aproximadamente”.
Por otro lado, un estudio realizado por el Instituto de Investigaciones Materno Infantil (IDIMI), sostiene que un 10,4% de los matrimonios que llevan un año de casados presenta dificultades para embarazarse.
“La infertilidad es una enfermedad del sistema reproductivo caracterizada por la falta de un embarazo clínico luego de 12 meses de actividad sexual sin método anticonceptivo, o por un impedimento de la capacidad reproductiva de una persona como individuo con su pareja”, explica el especialista.
Esta patología se da de igual manera en ambos géneros. “Es una responsabilidad que se reparte en un 30% a lo masculino, 30% a lo femenino y un 30% es mixto”, comenta el ginecólogo. Para conocer más sobre este tema y ver las opciones que hay para revertir esta situación, este especialista nos respondió algunas preguntas.
¿Después de cuánto tiempo una pareja tiene que empezar a ver un especialista en fertilidad?
Se sugiere que consulten tras 1 año de exposición al embarazo o en 6 meses si presenta uno de los siguientes factores: edad de la mujer mayor a 35 años, ciclos irregulares, antecedentes de infertilidad previa, de cirugía pélvica, ovárica o al aparato reproductor masculino y también antecedentes de radio o quimioterapia.
¿Cuáles son los pasos a seguir una vez que se visita a un especialista?
La pareja debe elegir muy bien a su médico tratante. Está demostrado que consultar a un subespecialista mejora bastante los tiempos para embarazarse y reduce los costos.
¿Cómo se elige qué tratamiento hacer?
El manejo de las parejas infértiles debe equilibrar eficacia, costo, seguridad y los riesgos de las alternativas de tratamiento diferentes. Por eso el enfoque debe ser individualizado; sin embargo, es común comenzar con procedimientos personalizados que consumen pocos recursos (por ejemplo, cambios en el estilo de vida y la regularización de la frecuencia coital). En caso de que no haya respuesta, o bien, el diagnóstico requiera de un tratamiento específico, las parejas deben ser manejadas según un abanico de opciones que se clasifican en tratamientos de baja y alta complejidad.
¿Qué significan?
Las técnicas de baja complejidad (BC) comprenden el coito dirigido y la inseminación intrauterina. Estas últimas pueden o no complementarse con estimulación de la ovulación. Mientras que las técnicas de alta complejidad (AC) consiste en efectuar la manipulación in vitro de los gametos masculino y femenino o de los embriones.
¿Cuáles son las más utilizadas?
En general, las técnicas más comúnmente aplicadas son la fertilización in vitro (FIV) y la inyección intracitoplasmática de espermios (ICSI). En ambas, los ovarios son artificialmente estimulados para obtener la maduración de uno o más ovocitos que posteriormente son aspirados bajo anestesia. Estos son fertilizados con los espermios en forma artificial en el laboratorio, tras lo cual uno o más embriones se transfieren a la cavidad uterina.
Últimamente se ha hecho más conocida la ovodonación, ¿en qué consiste?
La donación de óvulos es un acto voluntario, altruista y confidencial en el que una mujer se los cede a otra para que puedan ser utilizados para tratamientos de reproducción asistida que estén científica y clínicamente indicados. La recepción de ovocitos donados es la técnica de reproducción

 

Banner lateral Feria MyB 2019
Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar