Innova en los colores de la pieza de tus hijos
Innova en los colores de la pieza de tus hijos

Por @Pineapplexpressdeco
Cuando se habla de la decoración del dormitorio de los hijos se vienen muchas cosas a la mente. Papel mural, una cuna, una linda alfombra, el mudador, los juguetes y la repisa son solamente algunas de ellas. A lo anterior hay que sumar los colores, si es hombre lo más probable es que la mamá de esa guagua arme un espacio celeste y, si es mujer, uno rosado. Sin embargo, me pregunto, ¿por qué todas las piezas de recién nacidos son iguales?
En la columna de esta edición, te invitamos a ser innovadora y qué mejor forma de hacerlo que utilizando nuevos coloridos en la decoración de este especial lugar. Queremos que veas el lado positivo de ambientarla con tonos neutros. Principalmente, lo anterior se traduce en que estas tonalidades entregan mayor versatilidad al espacio, permiten que las habitaciones se agranden y, por último, son las recomendadas por el Feng Shui.
Empecemos por lo más importante, la versatilidad. Cuando se arma la pieza de un hijo, no se sabe si luego vendrán más y si tendrán que dormir ahí. Por esto, te recomendamos los tonos beige, blancos y grises, puesto que se adaptan a cualquiera de los dos sexos y lo mejor es que te permiten complementarlos con los detalles, que pueden ser en colores parecidos o más fuertes.
Por otro lado, hay que tener en cuenta que los espacios cada vez son más pequeños y que se achican aún más al momento de poner la cuna, el mudador, el coche y todo lo que conlleva tener una guagua. Por esta misma razón es que sugerimos los colores neutros, puesto que agrandan las habitaciones.
Las tonalidades no se consiguen simplemente por pintar la pared beige o gris, hay que considerar que se deben incorporar diversos tipos de material y en esa línea nos habla la técnica del Feng Shui. Este arte ancestral invita a emplear tonos más simples para los espacios en los que viven los niños. De esta manera, define el color gris como sutil, que entrega seguridad y, al mismo tiempo, tiene un efecto que produce igualdad y respeta las características propias de cada tono sin influir en ellas.
También invita a utilizar colores naturales, como los tonos madera, crudos y maíz que entregan quietud y que se podrían implementar en la habitación de algún niño que tenga dificultades para conciliar el sueño.
El Feng Shui busca generar espacios armónicos, evitando los cruces energéticos y que se logre el equilibrio que pretende la persona al armar una pieza, ya que esto se relaciona directamente con el aire que fluirá en ese dormitorio.
Si estás planificando la pieza de tu guagua, te invitamos por un momento a pensar diferente, dejar el rosado y el celeste y ver qué resultado produce este ejercicio en tu imaginación. Nosotros te aseguramos que se reflejará en un espacio precioso y acogedor para que recibas a tu hijo.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé