La cuna para la pieza de tu guagua
La cuna para la pieza de tu guagua

A simple vista puede ser una decisión que no se ve difícil dentro de los primeros meses de vida de tu guagua; sin embargo, después de 180 días con un recién nacido al lado, todos los papás empiezan a pensar en qué tipo de cuna necesitarán para que duerma tranquilo y solo en su nueva pieza.

Por @pineapplexpressdeco

‘Recuperar’ el sueño se hace un poco difícil cuando se genera esta transformación tan importante; no obstante, te queremos ayudar a tomar la decisión a conciencia y contribuir en este gran paso que definitivamente te costará dar. Para empezar y elegir de manera correcta la cuna, debes tener claro los tipos que hay. Si te lo planteamos en formato simple, existen dos opciones: funcionales y no funcionales.

Las primeras integran ítems prácticos que se necesitan para la pieza de un niño, como cajones, repisas por los lados e, incluso, un mudador. No olvides revisar las medidas del espacio para poder analizar si puedes tener en ese mismo ambiente un mudador y una cuna por separados, de lo contrario, esta es tu opción. Es esencial tomar esta decisión a conciencia, ya que luego esta funcionalidad te podrá servir para guardar juguetes, ropa y pañales, entre otras cosas.

Por otro lado, tienes la alternativa de comprar una estándar o una evolutiva. Plantéate cuánto tiempo estará este elemento en ese dormitorio o si ya posees una cama que podrá utilizar tu hijo a medida que vaya creciendo, por ejemplo.

Por lo general, en ambas opciones es posible subir y bajar el somier. La altura del colchón es muy importante, en primer lugar, por seguridad y, en segundo, para no tener que agacharse mucho al sacar a la guagua. Junto con esto, la altura y densidad del colchón son básicos para el confort. La diferencia es que la cuna evolutiva acompaña a tu hijo durante el proceso de crecimiento, por lo que dura más tiempo y te entrega más oportunidades.

La marca Babyletto de Babydeals ofrece opciones con barandas desmontables, además del ajuste de sus niveles, y lo mejor de todo es que la cunita se transforma en sofá-cama, cama de transición y cama de tamaño completo. Así se convierte en un lugar en el que, prácticamente, podría dormir un menor de hasta 5 o 6 años, lo que facilita bastante las cosas al pensar en este tema.

Hay otras alternativas que le entregan más autonomía a los pequeños para cuando vayan creciendo, por ejemplo, las que permiten sacar algunas barreras. De esta forma, los niños se pueden salir solos de la cuna cuando se despiertan.

Es esencial que dentro de todo lo que tienes que pensar con respecto a este tema, no olvides ir siempre de acuerdo a la decoración del espacio en general. Para armar un ambiente simple elige pocos materiales y preocúpate de alinear los elementos: como el acolchado de los barrotes con las sábanas, el color de las paredes y la alfombra.

¡Por último! Lo más importante, si utilizas pinturas, toma en cuenta que sean aptas para niños y no tóxicas.

Encuentra más ideas en www.pineapplexpressdeco.cl

(@Pineapplexpressdeco.cl). Foto y productos de www.babydeals.cl (@babydeals_store).

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral Feria Pro Pyme 2019

te podría interesar

Feria Pro Pyme 2019