La importancia de las siestas
La importancia de las siestas
Por Margarita Silva Wood (@asesoria.sweetnap)

Las siestas en los niños menores de 3 años son fundamentales. Ellas permiten que cumplan con las ventanas de sueño y con la cantidad de horas necesarias al día. De esta manera, no llegan sobre cansados cuando deben dormir en la noche, y logran cumplir con el tiempo requerido de acuerdo a su edad.

En la medida que la guagua crece, sus necesidades de descanso van cambiando, y las horas de siesta van disminuyendo. Mientras un recién nacido duerme entre 8 y 9 horas de día, y lo mismo durante la noche, es de esperar que cerca de los 5 meses ya se empiecen a estructurar un poco mejor los horarios de siesta. De a poco el sueño diurno va tomando forma y se va presentando de manera más predecible para los papás.

Acá les presento la cantidad de sueño diurno necesario según la edad de los niños:

Resulta fundamental preocuparnos de cuidar estos momentos; es decir, ofrecerlas siempre en el mismo lugar para que al niño le resulte familiar, conocido y ayude a la rutina; que sea a una hora prudente, intentando cumplir con las ventanas de sueño según la edad; y en un ambiente que propicie el descanso del bebé, con poco ruido y poca luz.

Al cumplir con las ventanas de sueño, con las cantidades de horas para la siesta y con una buena rutina, estarás ayudando a mejorar mucho las noches y beneficiando el descanso de tu hijo.

Margarita Silva Wood
Asesora de sueño infantil
[email protected]
@asesoria.sweetnap

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé