La importancia de los abuelos
La importancia de los abuelos
Una relación muy positiva

La relación que se crea con ellos es muy enriquecedora y positiva para los niños, quienes se nutren de experiencias y mucho amor. Además, son una fuente esencial de ayuda para los padres durante la etapa de crianza.

Hoy en día los abuelos son personas activas, que tienen una vida llena de actividades y responsabilidades, pero que de igual manera están disponibles para apoyar a sus hijos en la crianza de sus nietos, queriendo formar parte de esa fundamental etapa.

Así, la relación que se logra es enriquecedora para ambos lados, pues para los abuelos es una manera de sentirse vigente e incluido y, para el niño, una forma de generar lazos de apego, identificación familiar y seguridad. Sin embargo, para que esto ocurra debe haber un contacto regular, el que debe ser incentivado por los padres. Pero no se debe confundir el rol de estos últimos, que es educar, con el de los abuelos, que es cuidar, proteger y enseñar.

Es esencial que los abuelos puedan ser un soporte emocional en momentos difíciles para la familia, pero que también sepan que los nietos no son una ‘segunda oportunidad’ para ser padres, y que la última palabra respecto a permisos, alimentación, etc., siempre la tienen los papás de los niños.

Eso sí, y debido a su experiencia, pueden aconsejar con cariño y entregar todos los mimos que los menores necesitan para crecer. Regalonear a los nietos y dedicarles tiempo hace que ellos aprecien la existencia de un amor incondicional que, con los años, les genera bienestar y confianza en sí mismos.

Tipos de abuelos
Dependiendo de las circunstancias de la vida, existen diversas clases de ‘tatas’, los hay cercanos, más formales e, incluso, algunos un tanto distantes. Aquí te mostramos algunos ejemplos… ¿cuál tienes en tu familia?

Cuidadores: son los que asumen la responsabilidad de cuidar a sus nietos, es decir, que realizan las funciones de ‘padre’ o ‘madre’ gran parte del día.

Formales: tienen gran presencia sobre sus nietos, los cuidan y representan la autoridad en ausencia de sus padres; sin embargo, se mantienen en el rol sin sustituir a los anteriores.

Compañeros de juegos: son relajados, dejando la responsabilidad de educarlos a los padres. Disfrutan a sus nietos y asocian el pasar tiempo juntos a actividades de ocio que incluyen celebraciones, paseos y salidas a plazas, entre muchas otras. Eso sí, no suelen ver a sus nietos muy frecuentemente.

Indiferentes: se comportan de forma autoritaria y distante. Son personas que tienen vidas demasiado activas, dejando poco espacio para cultivar el vínculo con los nietos.

Árbitros: estos abuelos tienen como prioridad conservar la continuidad de la familia, ayudando en épocas de conflicto.

Permisivos: se preocupan de hacer lo moralmente correcto con sus nietos, pero manteniendo la prerrogativa de mimarlos y ser indulgentes.

Consejos para los abuelos
* Despejen sus agendas por si los padres necesitan de su ayuda.
* Alégrense por la llegada del nuevo integrante.
* No olviden sus propias necesidades.
* No comparen con otros nietos.
* Disfruten a su nuevo nieto.
* Tengan paciencia.
* Cuiden su salud.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral Feria Pro Pyme 2019

te podría interesar

Feria Pro Pyme 2019