Leche materna
Leche materna
El mejor alimento

Los beneficios que entrega son innumerables tanto para la madre como para el recién nacido. Para conocer un poco más sobre esto, recurrimos a Giselle Pérez, ginecóloga de Clínica Indisa.

Amamantar inmediatamente después del nacimiento, es importante porque el sistema inmunitario de los recién nacidos aún no está del todo maduro. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los bebés a los que no se les da leche materna durante el primer mes de vida tienen 6 veces más probabilidades de morir en comparación con aquellos que sí la reciben, ya que este alimento aporta todos los nutrientes que se requieren para un desarrollo sano.

Asimismo, esta leche contiene anticuerpos que sirven para proteger al lactante de enfermedades frecuentes, como la diarrea y la neumonía, que son algunas de las causas de mortalidad infantil en todo el mundo.

En cuanto al largo plazo, estudios sostienen que esta contribuye a conservar una buena salud durante toda la vida. De esta manera, los adultos que de pequeños recibieron lactancia materna suelen tener:
* Presión arterial más baja.
* Menores cifras de colesterol.
* Reducidas tasas de sobrepeso, obesidad y diabetes tipo 2.
* También hay datos que indican que las personas que tuvieron lactancia materna logran mejores resultados en las pruebas de inteligencia.

¿Y para la madre ?
La mamá también recibe grandes ventajas cuando da pecho, entre ellas se destacan:
– Control natal: se debe considerar que durante la lactancia materna exclusiva, se suele generar amenorrea; es decir, no se produce menstruación por ausencia de ovulación. Este es un método natural, aunque no totalmente seguro, de control de la natalidad.
– Aminorar el riesgo de cáncer de mama y ovario: es importante resaltar que las mujeres que no amamantan presentan un riesgo 4% más alto de padecer cáncer de mama y 27% mayor de cáncer de ovario. También, corren mayor peligro de padecer hipertensión y enfermedades cardiovasculares.
– Entregar leche al recién nacido ayuda a la madre a recuperar más rápidamente el peso que tenía antes del embarazo.

Beneficios económicos y sociales de amamantar
* Reduce los costos asociados con el cuidado de la salud: estudios de la OMS han demostrado que por cada 1.000 guaguas no amamantadas, hubo 2.033 visitas adicionales al médico, 212 días de hospitalización adicionales y 609 recetas extra por solo 3 enfermedades: infecciones del oído, respiratorias y gastrointestinales.
* Contribuye en la protección del medioambiente: al ser un alimento natural y renovable, no necesita envase, transporte ni combustible para prepararse. A nivel mundial, por cada millón de bebés alimentados con leche artificial, se usan 150 millones de envases, la mayoría de los cuales termina en vertederos.
* En términos macroeconómicos, a nivel de país, es capaz de reducir significativamente los costos en salud: por ejemplo, en Estados Unidos, si el 90% de las madres fuera capaz de amamantar durante al menos 1 año (se estima que actualmente lo hace solamente el 23%), se evitarían 17.400 millones de dólares de costos para la sociedad en muertes prematuras, 734 millones y 126 millones en costos directos e indirectos por morbilidad resultante del exceso de casos de cáncer de mama, hipertensión e infarto de miocardio.

¿ Qué es el acople y cuál es su importancia durante la lactancia?
Este se refiere a cuando la guagua se engancha al pecho de la madre. De acuerdo a la especialista, “el acople espontáneo generalmente se logra a través de la posición biológica, o sea, con la madre levemente recostada y el bebé encima, puesto que el reflejo de búsqueda del pecho, que se encuentra presente durante el primer mes de vida, se activa en esta posición”.

Algunas recomendaciones para lograrlo son:
* La madre se sitúa en la postura elegida, apoyando bien su espalda y pies. lo más cómoda posible.
* El bebé se ubica con el cuerpo bien alineado junto a su madre.
* Nunca el pecho debe ir hacia la guagua, sino que esta es la que va hacia el pecho.
* Tomar al bebé con la palma apoyada en la zona de la nuca y dedo pulgar e índice, afirmando la cabeza desde la zona occipital.
* Antes de abrir la boca, sin necesidad de ladear, doblar o girar el cuello de la guagua, el pezón debe estar frente a su nariz para lograr que el cuello quede híperextendido al momento del acople.
* El pezón debe quedar apuntando al paladar del bebé.
* Estimular al recién nacido a que abra la boca con la punta del pezón, moviéndolo desde su nariz hacia la boca.
* Cuando abra la boca, acercar al bebé suavemente al pecho.
* Los labios del recién nacido deben quedar como ‘boca de pez’ y no debe doler.
* El mentón puede quedar pegado al pecho y la nariz, tocando el pecho o liberada.
* La areola se debe ver lo menos posible, sobre todo por el lado del mentón de la guagua.

 

 

Banner lateral ExpoNovios abril 2020

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé