Los errores más comunes en el postparto
Los errores más comunes en el postparto
Toma nota para no equivocarte

Durante estas primeras semanas pasarás por un periodo de adaptación para recuperarte tanto física como anímicamente, por lo que no debes exigirte demasiado. Aquí te dejamos algunos ejemplos de lo que no debes hacer. Tómate las cosas con calma y todo se resolverá a su debido tiempo. Recuerda que cuidarte a ti misma es fundamental para atender bien a tu guagua.

1. No es raro que no estés feliz al 100%.
Durante el postparto tu estado anímico pasará por una montaña rusa de sensaciones. Al cambio hormonal que se produce tras el parto, tienes que sumarle el cansancio habitual que toda mamá presenta los primeros días y la ausencia de horas de sueño reparadoras. Por eso, descansa todo lo que puedas y poco a poco las cosas volverán a la normalidad.

2. Hacer dieta inmediatamente saliendo de la clínica.
No puedes perder de una vez todos los kilos que has subido en los últimos 9 meses. Los primeros 40 días de postparto son para recuperarte y a partir de ese momento empezar a tener una vida un poco más activa -evitando deportes de impacto- y así comenzar a recuperar poco a poco tu aspecto anterior. Recuerda que una alimentación sana y equilibrada es fundamental en esta etapa.

3. Hacer abdominales demasiado pronto.
Se recomienda alejarse por completo de los abdominales tradicionales, puesto que podrían llegar a producirte una lesión en el suelo pélvico y abdomen.

4. No preocuparte del piso pélvico por haber tenido cesárea.
Este es uno de los errores más comunes entre las mamás que han tenido un parto por cesárea. El suelo pélvico sufre durante todo el embarazo, no solo durante el parto. Es importante que te revise un especialista para ver el estado actual de este tras dar a luz, con el objeto de ver si es necesario hacer algún tipo de ejercicio.

5. “Puedo comer lo que quiera porque estoy amamantando”.
Es verdad que la lactancia materna te ayudará a adelgazar, puesto que producir leche genera un gasto calórico de unas 500 calorías al día. Pero si en vez de tener una dieta saludable, abusas de alimentos ricos en azúcares, empezarás a subir de peso. Por eso, debes mantener una alimentación parecida a la que tenías antes de quedar embarazada.

6. No hidratarte correctamente.
Durante la lactancia, debes tomar entre 2 o 3 litros de líquidos por día. Esto junto con una dieta rica en fibra prevendrá el estreñimiento que es común en la etapa del postparto.

7. No cuidarse del embarazo durante la lactancia.
Si bien esta, generalmente, inhibe la ovulación, esto no es siempre así. Por lo que, para prevenir el embarazo en esta etapa, es necesario utilizar algún método anticonceptivo. Es importante que antes de empezar su uso, lo consultes con tu ginecólogo, ya que son unas píldoras especiales para este periodo.

8. Descuidar a la pareja.
Otro error habitual es centrar toda tu atención en el nuevo integrante de la familia y descuidar la relación de pareja. Aquí es esencial la comunicación, explícale cómo te sientes y cómo te puede ayudar. Es importante que se sienta útil y que sepa que es una parte clave para el buen desarrollo de esta nueva vida.

9. No respetar la cuarentena.
Retomar las relaciones sexuales antes de la llamada cuarentena no es buena idea, según los especialistas. Esto se debe a que la zona aún está curándose, sin importar si tuviste un parto vaginal o una cesárea, y es más vulnerable a infecciones. Además, es posible que no te causen placer, sino que dolor.

10. Utilizar tampones.
Es normal que los primeros días tras el parto presentes un sangrado abundante y rojo fuerte, que irá desapareciendo y aclarando con el paso del tiempo. Para esto, algunas mujeres utilizan tampones, lo cual es un gran error, ya que puede favorecer el desarrollo de una infección.

11. No pedir ayuda.
No puedes hacer todo sola, lo que no significa que no lo estés haciendo bien. Déjate ayudar por las personas que te lo ofrecen. Te darás cuenta de que estarás mucho mejor al pedir y aceptar la colaboración.

12. Amamantar en una mala posición.
Este es un error muy común, debido a que darás leche varias veces al día. Es probable que lo hagas en cualquier lugar y en malas posiciones. Ojo con esto, puesto que puede llevar a que se produzcan grietas en los pezones, dolores de espalda y cuello.

13. No cuidar correctamente tus pechos durante la lactancia.
Tanto las grietas como la mastitis son muy dolorosas y dificultan la lactancia. Para evitar estas complicaciones, es importante mantener una buena higiene y procurar que las mamas se vacíen con frecuencia totalmente. Si tu guagua no lo logra, usa un sacaleche.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar

Feria PlatosyCopas