Mamá: autocuidarse no es un lujo, es una necesidad
Mamá: autocuidarse no es un lujo, es una necesidad

Las mamás necesitamos autocuidarnos por dos sencillas razones. La primera por salud física y mental y la segunda, porque nuestros hijos aprenden por imitación.

Una mamá que no se dedica tiempo, terminará siendo una mamá estresada, sin paciencia e iracunda, y eso es lo que transmitirá a sus pequeños.

Las madres, por esencia, ponemos siempre primero a nuestros hijos y olvidamos la importancia de autocuidarnos. Salir a caminar unos minutos, tomar un café con las amigas, salir a comprarnos algo lindo, o continuar con la lectura de aquel libro, hace la diferencia entre una mamá que se dejó llevar por la rutina (que tarde o temprano pasará factura) y una mamá que goza de su maternidad, comprendiendo que parte de cuidar a sus hijos, es también cuidar de sí.

Y es que dedicarse tiempo y distraerse, no significa descuidar nuestra familia, significa que aprendimos el balance entre suplir las necesidades de los demás miembros del hogar y las nuestras.

Además, nuestros niños aprenden la mayoría de cosas por imitación, si ellos ven a una mamá que se preocupa por ella misma, estaremos inculcando en ellos el cuidado y el amor propio.

Dedicarnos unos minutos a nuestro relax y bienestar, nos brindará dosis de energía, estaremos más relajadas para sobrellevar el día a día y sobre todo, una mamá feliz, cría hijos felices.

Por Carolina Casal, contacto: [email protected]

[pro_ad_display_adzone id="389"]

te podría interesar