Maternidad en tiempos de pandemia
Maternidad en tiempos de pandemia
¿Cómo prevenir el contagio?

La incertidumbre que rodea al coronavirus es inquietante para toda la población mundial, y en el caso de las embarazadas es aún mayor, ya que además temen contagiar al feto y/o que contraiga el virus al momento de nacer, y los efectos que podría ocasionar en su desarrollo. 

Es que, tal como señala Víctor Rubio, médico jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia de Clínica Indisa, “las mujeres, al estar embarazadas, disminuyen la eficiencia de su sistema inmunológico, por ende son más susceptibles a contraer cualquier tipo de cuadros virales (gripe, influenza, etc.), de ahí la importancia de vacunarse. En este caso en particular, al no existir aún una vacuna para este virus, recomendamos vacunarse para la influenza H1N1”, lo que está disponible desde el 16 de marzo.

Cabe destacar que todavía no hay estudios definitivos que confirmen que las mujeres embarazadas son más susceptibles al Covid-19 o si contraerlo aumenta las posibilidades de tener resultados adversos en el periodo de gestación, como parto prematuro o transmisión del virus en el útero. Asimismo, no existe, a la fecha, evidencia que afirme la transmisión placentaria del coronavirus ni tampoco durante el parto, solo escasos reportes que no han encontrado el virus en la placenta o sangre del cordón.

Por otra parte, el momento de dar a luz y su estadía en los recintos asistenciales son temas que a las futuras madres también les inquietan, pero se debe considerar que tal como en todos los servicios clínicos, la Maternidad ha reforzado y tomado todos los resguardos necesarios para prevenir el riesgo de contagio. Una de estas medidas es la suspensión de visitas a la unidad, donde cada mamá puede estar acompañada por una sola persona, debiendo ser la misma durante los días en que esté internada.

De tal manera, como explica el especialista, “las medidas de protección de la transmisión en el personal de salud y en la paciente corresponden a las establecidas en el protocolo del Minsal, que son las precauciones requeridas por vía respiratoria o gotitas y precauciones por aerosoles, si corresponde. Estas prevenciones contemplan el uso de mascarilla quirúrgica, antiparras o mascarilla facial, guantes, delantal o bata de manga larga, pechera desechable si se prevé contacto con fluidos estériles e higiene de manos”.

Por otro lado, aunque aún no se han encontrado rastros del virus en la leche materna, las madres que están cen periodo de lactancia y están cursando un cuadro de coronavirus reciente deben cumplir estrictas medidas de seguridad para esa finalidad. Como explica el profesional, “las madres con coronavirus, asintomáticas, pueden amamantar, tomando las debidas precauciones y con la asistencia de un familiar sano. Para esto, ellas son instruidas por el equipo profesional local. El recién nacido, en esta etapa, permanece en la habitación, en una cuna a una prudente distancia hasta que la madre normalice sus controles de laboratorio”.

A las precauciones generales que toda población debe considerar, las mujeres embarazadas y madres de recién nacidos tienen que aplicar algunas más específicas, las que detallamos a continuación:
– Siga las mismas precauciones que todas las personas para evitar la infección por coronavirus: practique el distanciamiento físico, evite las reuniones presenciales y prefiera los servicios de salud en línea. Eso sí, no deje de asistir a sus controles médicos.
– Recurra a un servicio de salud de urgencia si presenta o vive con personas que tienen o presentan síntomas de coronavirus.
– Pregúntele a su médico dónde cree que es el lugar más seguro para dar a luz, y tener un plan de parto para reducir la ansiedad y garantizar que lleguen a tiempo.
– Después de que nazca el bebé, continúe con el apoyo médico, incluidas las vacunas de rutina.
– Siga amamantando a su bebé, incluso si está con Covid-19 o sospecha que está infectada, ya que no se ha encontrado el virus en muestras de leche materna.
– Las madres con Covid-19 deben usar mascarilla al alimentar a su bebé, lavarse las manos antes y después de tocarlo, y rutinariamente limpiar y desinfectar superficies.
– Mantener al bebé en casa y alejado lo más posible de otras personas. Por el momento, no invite a familiares ni amigos a conocerlo; tampoco lo lleve a casas de otras personas.
– Si debe sacar a la guagua (por ejemplo, para visitar al médico), tanto usted como él deben mantenerse a una distancia de 2 metros de otras personas.
– Mantenga al bebé lejos de las personas enfermas.
– Todas las personas que cuidan al bebé deben lavarse las manos antes y después de estar en contacto con él. Mantenga limpias todas las superficies.

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé