Niños sanos
Niños sanos
¿Cómo lograrlo?

Hoy en día un niño gordito ya no es sinónimo de un menor saludable como lo era en la época de nuestros abuelos, sino que es aquel que se alimenta de una manera equilibrada, hace ejercicio a diario y tiene un peso y talla acordes a su edad.

Para lograr esto, lo fundamental es que la alimentación sea variada y que incluya frutas, verduras, carnes y lácteos, entre otros, en cantidades correspondientes a su edad. Siguiendo la siguiente pauta lograrán ordenar la dieta de los más pequeños:
– Consumir 5 raciones diarias de fruta y verdura.
– Reducir la ingesta de carne a 2 o 3 veces por semana e incluir pescado en la misma proporción.
– Consumir cereales diariamente en forma de arroz, pasta o pan.
– Limitar al máximo la comida rápida y los dulces.
– Es esencial tomar un buen desayuno para asegurarse que el organismo obtenga los hidratos de carbono y lácteos que requiere cada mañana.

A continuación, te dejamos una guía de alimentación para menores entre 2 y 5 años, para que tengas una idea de cómo debería ser. Si tu hijo aún no come de esta manera, es momento de cambiar sus hábitos.

– Lácteos descremados: aportan proteínas, calcio y vitaminas A y B; lo ideal son 3 porciones al día.

– Pescado y legumbres: contribuye con proteínas, hierro, zinc y cobre; 1 porción 2 veces por semana.

– Carnes y huevo: al igual que las anteriores son ricas en proteínas, hierro, zinc y cobre, y se recomienda 1 porción 3 veces por semana.

– Frutas y verduras: aportan vitaminas A y C, antioxidantes y fibra dietética. Es necesario consumir entre 2 a 3 porciones diarias.

– Cereales y papas: entregan calorías, hidratos de carbono, fibra dietética y proteínas. Se sugieren entre 1 a 2 porciones todos los días.

– Agua: deben ingerir entre 1 litro y 1,5 a diario.

Banner lateral ExpoNovios abril 2020

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé