¡No quiero más visitas!
¡No quiero más visitas!
Tips para controlarlas

La llegada de un recién nacido revoluciona a cualquier entorno -familia y amigos- haciendo que todos quieran conocerlo apenas llega a este mundo. Aquí les dejamos algunas recomendaciones para que los primeros días de vida de su hijo sean llevaderos para ambos.

La mayoría de los doctores aconseja que tanto la madre como el hijo tengan tranquilidad por lo menos las primeras 24 horas, solo con la compañía de sus padres y familia más íntima, y con pocas o ninguna visita.

Ambos acaban de pasar por una situación más o menos estresante, la mamá está cansada y la guagua cambió el ambiente de tranquilidad del interior del vientre por el ruidoso y luminoso exterior, y lo que más necesita esas primeras horas es sentir el calor materno, el contacto piel con piel y ser amamantado. Y todo ello es mucho mejor en un entorno de paz, que permita a la recién estrenada madre estar relajada.

Sin embargo, esto puede generar ciertos roces entre los parientes cercanos, pero son ellos los que deben entender a los padres y no cuestionar su decisión. Para que no haya malos entendidos ni familiares que se sientan, conversen con ellos antes del parto y díganles que, si quieren ir a verlos, que lo hagan a partir del segundo día o directamente cuando ya estén en casa.

Tips para controlarlas
Está claro que todos quieren conocer al recién nacido y tienen la mejor de las intenciones, pero hay veces en las que la mamá no está preparada para recibirlos. Aquí les dejamos algunos consejos que pueden ayudarlos.

No avisar inmediatamente al mundo entero que ya nació. No hay nada malo en querer disfrutar de este momento como familia. Dense su tiempo y luego publíquenlo.

Filtrar las llamadas. Si no desean desaparecer del mapa por completo, apaguen el teléfono de la mamá. El papá, con este en silencio, puede escoger las llamadas a contestar.

Hacer un grupo de WhatsApp. Aunque a veces reneguemos de él porque no para de sonar y sonar, es cierto que estos son bastante prácticos cuando queremos compartir información con mucha gente al mismo tiempo. Incluyan a los más cercanos y que realmente estén pendientes del nacimiento de su hijo, y una vez que haya pasado todo, cuéntenles cómo se encuentran la madre y el pequeño, incluso pueden mandar las primeras fotos del recién nacido.

Nada de resfriados cerca. No deben permitir que alguien enfermo se acerque al recién nacido. Lo normal es que el propio afectado evite visitarlos hasta que esté bien, pero si eso no sucede, ustedes deben explicar que el pequeño tiene las defensas bajas y es fácil que se contagie.

Poco tiempo en la habitación. Si a pesar de todo llegan personas a la clínica sin avisar, deberán manejar la situación y tratar que sean visitas cortas.

“No lo despierten”. Ustedes son los que marcan las normas respecto a su guagua y deben ser firmes. El resto tiene que respetar si ustedes le dicen que no quieren que la tomen si está dormida, o si está en brazos de la mamá porque está mañosa, etc.

Los hermanos mayores no son ‘visitas’. Ellos son parte de la familia y es necesario hacerlos partícipes de lo que está pasando. Incluso, el que estén presentes puede servir para que se suavicen un poco los celos que puedan sentir por su llegada.

Cuando ya estén en casa, puede que se complique un poco el control de las visitas, por lo que es necesario que expresen con claridad lo que quieren. No duden en cancelar la ida de alguien si no tienen ganas o si el pequeño está mañoso. Un consejo para hacer esto es apelar a la confianza que tienen con la persona en cuestión.

Reglas básicas para las visitas
1. Evita realizar visitas el mismo día en que nació la guagua.
2. En los días posteriores y antes de ir a la clínica, llama por teléfono y pregunta si está bien pasar un rato. No sabes cómo se siente la mamá, si está cansada o si quiere estar sola.
3. Nunca visites a la nueva mamá después de las 20.00 hrs. Recuerda que todos se están acostumbrando a esta nueva vida y, por lo general, las noches son más complicadas. La idea es que sea un momento agradable y no estén todos estresados.
4. Cuando sea tiempo de amamantar, es hora de irse. Es un momento que puede causar estrés para algunas madres, por lo que es mejor dejarla sola para que esté tranquila.
5. Antes de tomar a la guagua, pregúntale a la mamá si puedes.
6. Evita llevar a otros niños. La nueva mamá está acostumbrándose a este cambio de vida y, por lo general, los pequeños son inquietos y ella estará preocupada todo el tiempo.
7. Nunca subas una foto del recién nacido a las redes sociales sin preguntarle a la mamá.
8. Procura que tu visita no dure más de 20 a 30 minutos. Si eres un pariente cercano puede ser un poco más larga tu estadía, pero siempre considerando el sentido común.
9. Si no puedes ir a la clínica, deja pasar un par de semanas antes de ir de visita. Es común que los primeros días sean de adaptación.
10. La higiene es esencial. Lávate bien las manos antes de tomar a la guagua.

Banner lateral Feria MyB 2019
Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar