¿Por qué darle un hermanito?
¿Por qué darle un hermanito?

Crecer como hijo único sin duda tenía sus ventajas: se lleva toda la atención, puede elegir qué monitos poner en la tele, nunca compartir pieza, ser autosuficiente sin que le importe estar solo; ser más maduro, independiente y un fuerte desarrollo de la imaginación. Sin embargo, la gran mayoría de ellos siente que hay algo que les falta. Yo crecí con dos hermanos más chicos, y a pesar de las peleas y tener que esperar turnos para jugar al súper nintendo, es lo mejor tener siempre alguien con quien jugar, conversar, hacer travesuras o tan solo compartir ideas. Por eso, acá van algunas razones de porqué es bueno tener hermanos:

1. Un hermano es quien te comprende verdaderamente y con quien te puedes quejar abiertamente de tus padres. Sí, todos los papás actúan muy parecido, pero uno quiere hablar de ellos con alguien que los conozca igual que tú.

2. Un hermano siempre te dirá la verdad. Además de quererte incondicionalmente, tendrá la confianza de decirte exactamente lo que piensa, siendo sincero en todo lo que le preguntes.

3. Si los hermanos son cercanos en edad, los amigos de un hermano pueden representar nuevos amigos para el otro.

4. Aunque el niño pueda conseguir un adulto súper entretenido para jugar, la imaginación de un hermano para idear mundos mágicos y crear nuevos juegos, no tiene límites.

5. Con un hermano se minimizan los momentos de aburrimiento en la casa. Por un tiempo se puede fingir que los peluches están vivos y hablar con ellos, pero está difícil salir a jugar a las escondidas y al ‘corre que te pillo’ con ellos.

6. Un hermano es un protector, alguien a quien acudir cuando se está en problemas, y quien te enseña ‘cosas de grandes’. Los hermanos pequeños son unos excelentes alumnos al aprender por imitación, al intentar ser como su hermano mayor, al que admiran y respetan.

7. Un hermano es un compañero de juegos y risas, un cómplice de travesuras, confidente de súper secretos y con quien hablar hasta altas horas de la noche cuando piensan que los papás no están escuchando.

8. Quien tiene un hermano tiende a tolerar mejor la frustración, ya que tienen que adaptarse a la llegada de cada integrante, lo cual les ayuda a desarrollar cierta flexibilidad afectiva y también a aprender a compartir.

9. Los niños con hermanos tienen más facilidad para hacer amigos, aprenden pronto a resolver conflictos, a negociar, a ceder, a ayudar a los demás, a ser menos egoístas, más generosos, más pacientes y más empáticos.

10. Un niño con hermanos tiene que buscar su puesto en la familia. Esta búsqueda influye en que estos desarrollen un espíritu luchador en la vida.

11. La relación entre hermanos es la más larga que existe y da mucha estabilidad y seguridad.

12. Los amigos vienen y van, pero un hermano está unido al otro para siempre. Y así como deberán aguantarse cuando estén en desacuerdo, también saben que se tendrán el uno al otro cuando se necesiten, o tan solo para divertirse.

Con el solo hecho de tener a primer hijo quedé completamente agradecida con la vida, pero siempre quise tener más. Ahora tengo dos hombrecitos que tienen 2 años de diferencia, y con el menor, ya de 7 meses de edad, veo una interacción entre hermanos que me llena de alegría y ternura. Un hermano es como un mejor amigo de por vida y uno de los regalos más lindos que los padres pueden darle a un hijo.

Por Jazmín Rebolledo www.minrebolledo.com

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar