¿Qué es el percentil?
¿Qué es el percentil?
Conoce cómo calcularlo

Una de las principales preocupaciones maternas es que los hijos crezcan sanos y fuertes. Una forma de saber si están dentro de los rangos normales, es comparándolo con el resto de la población infantil de iguales características. Pero, ¿cómo se puede hacer? Aquí te lo contamos.

El percentil es una medida que se usa para valorar el crecimiento de un niño en comparación con otros de su misma edad y condiciones generales (raciales, socioeconómicas, etc.).

¿Cómo se mide?
El percentil (P) se construye ordenando a 100 niños desde el menor al mayor (sea peso, talla o perímetro cefálico) de modo que el P1 es el primer infante y el P100 es el último. Por ejemplo, cuando el menor está en el percentil 25 de altura, significa que, de cada 100 niños de su edad, 75 son más altos que él y 24 son más bajos. Por el contrario, si está en el percentil 90 de altura, se deduce que de cada 100, solo 10 miden más, por lo que habría 89 más bajos.

Rango normal
En base a lo anterior y considerando el mayor número de niños posibles y que representan una comunidad, se han construido tablas o gráficos, siendo las más utilizadas las de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Todos los infantes en sus controles sanos son pesados y medidos, tanto de altura como de su perímetro craneano. Luego se comparan los datos con los esperados según las tablas de crecimiento de la OMS. Se considera normal entre los P25 a P75; y estarán en zona de riesgo bajo el P25 hasta el P10 o sobre el P75 hasta el P90. Por lo anterior será anormal bajo el P10 o sobre el P90.

Motivos de preocupación
En el caso de que el peso esté bajo el P25 debe evaluarse el riesgo de caer en desnutrición y si está sobre el P75, se debe tener cuidado con la obesidad. Entonces, se dirá que desnutrición es bajo el P10 y obesidad sobre el P90.

En el caso de la talla, si está bajo el percentil 10 deberán evaluarse posibles enfermedades que puedan llevar a enanismo y si está sobre el P90, ciertos males que produzcan tallas excesivamente altas. En el caso del perímetro cefálico se aplica el mismo raciocinio. No obstante, siempre deberán tenerse en cuenta todas las condiciones particulares de cada menor, ya que estas tablas solo son de referencia.

¿Cómo determinar la talla a futuro?
Una estimación bastante adecuada está basada en la talla de ambos padres. Para calcular cuánto puede esperarse según su genética hay dos fórmulas:

Niños:
Talla del padre + talla de la madre en centímetros, dividido por 2 + 6,5 cms.

Niñas:
Talla del padre + talla de la madre en centímetros, dividido por 2 – 6,5 cms.

La altura final real puede tener una diferencia de +/- 5 cms. aproximadamente.

¿Puedo hacer algo para cambiar su curso?
Lo más importante es tener hábitos de vida adecuados. Dentro de estos encontramos dormir las horas necesarias; se sabe que la hormona del crecimiento se produce preferentemente entre las 20 horas y las 2 de la madrugada. También deben tener una dieta balanceada, incluyendo sus distintos nutrientes (evitando azúcar, grasas excesivas o déficit de ingesta de carnes), y realizar actividad deportiva regular, es decir, al menos 3 veces a la semana. Todo esto ayudará a que tu hijo crezca como corresponde, al mismo tiempo que se podrán evitar trastornos del peso y optimizar la talla. Puede ser útil, en algunos casos, incluir en la dieta un mayor aporte de calcio, zinc y otras vitaminas (aunque esto no tiene un impacto significativo).

Si la condición del niño se encuentra en las zonas de riesgo, es necesario consultar con su pediatra para decidir la conveniencia de una visita a un endocrinólogo infantil.

Banner lateral Feria MyB 2019
Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner latera Feria PyC oct. 2019

te podría interesar