Un complemento durante la gestación
Un complemento durante la gestación

Recurrir a terapias alternativas durante el periodo de gestación se ha vuelto cada vez más común dentro de las mujeres. Una opción para aliviar ciertos malestares propios de esta etapa. Conoce un poco más de qué métodos te hablamos.

Por lo general, estos tratamientos complementarios -porque en ningún caso reemplazan a la medicina tradicional- se basan en plantas, hierbas y masajes, por lo que no deberían conllevar ningún tipo de riesgo para la embarazada. Sin embargo, no existen muchos estudios que indiquen los posibles efectos en el desarrollo de tu guagua. Por esta razón, es fundamental que consultes con tu doctor antes de comenzar a practicarlos.

Yoga

Ejercer esta técnica durante el embarazo te permitirá dominar tu cuerpo y manejar tu parte emocional. Asimismo, está demostrado que alivia problemas muy comunes durante esta etapa como la hinchazón, las manchas, las estrías y los dolores de espalda y de piernas. Además, el yoga prenatal:

· Mantiene las articulaciones flexibles.

· Fortalece tu sistema muscular.

· Estimula tu circulación.

· Proporciona y conserva la elasticidad del cuerpo.

· Conserva la agilidad muscular.

· Aumenta las posibilidades de un parto natural y una rápida recuperación.

· Controla y mejora la respiración y la circulación.

· Evita la ansiedad.

· Refuerza la postura.

· Fortalece la columna.

· Aporta seguridad a la futura mamá.

· Mejora el humor.

· Ayuda con las digestiones.

· Favorece el sueño.

· Mejora el estrés y alivia el cansancio.

Acupuntura

Desde hace miles de años que los chinos han utilizado este método para aliviar numerosos síntomas de la gestación. Desde hace poco que los estudios científicos avalan esta antigua sabiduría, confirmando que la acupuntura libera varias sustancias químicas cerebrales que bloquean las señales de dolor. ¿Cómo funciona esto? El especialista inserta docenas de pequeñas agujas en determinados puntos del cuerpo a lo largo de meridianos invisibles. Según la tradición oriental, estos son los canales por los que fluye la fuerza vital, conocida como el chi. Estos puntos corresponden a nervios muy arraigados, por lo que al girar las agujas se activan los nervios que liberan endorfinas, aliviando desde los dolores de espalda hasta las náuseas e, incluso, la depresión. Otros de los malestares que esta terapia complementaria puede calmar son:

· Disminuye la posibilidad de que las mujeres embarazadas sufran de hemorroides o estreñimiento.

· Previene los molestos dolores lumbares.

· Puede ayudar a aumentar sus defensas.

· Reduce el estrés y la ansiedad.

· Permite preparar el cérvix y promover contracciones más eficientes, con el fin de facilitar el doloroso trabajo de parto.

· Esta técnica también puede usarse durante el proceso de parto para mitigar el dolor y promover las contracciones.

Homeopatía

Es muy útil para aliviar algunos de los síntomas secundarios del embarazo como la ansiedad emocional, las náuseas, la acidez estomacal, el estreñimiento y los dolores de espalda. Sin embargo, esta debe ser administrada por un terapeuta calificado y con el permiso de tu ginecólogo. Esta terapia se basa en estimular los propios mecanismos del cuerpo para curar distintas dolencias. Se emplean mínimas cantidades de extractos minerales, plantas o animales y, mientras menos se use, mayores y más potentes serán los resultados.

Quiropraxia

Esta terapia utiliza la manipulación física de la columna vertebral y otras articulaciones para permitir que los impulsos nerviosos circulen libremente por un cuerpo alineado, estimulando la habilidad natural del organismo para sanar. La medicina quiropráctica puede ayudar a las mujeres embarazadas a combatir las náuseas, dolores de espalda, cuello y, sobre todo, el lumbago. Este último suele aparecer a partir del segundo trimestre y se produce por el alza de peso de la guagua. Si visitas a un quiropráctico -con el debido permiso de tu médico- debes asegurarte que esté familiarizado con el cuidado durante esta etapa, usando mesas que se ajusten a tu cuerpo y aplicando técnicas que eviten presiones en el área abdominal.

Reflexoterapia

Este es un método muy aconsejable para las embarazadas y consiste en la aplicación de presión en áreas específicas de la planta de los pies estimulando terminales nerviosos, lo que ayuda a aliviar una variedad de molestias y dolores, así como estimular el parto y reducir el dolor de las contracciones. Eso sí, es necesario que la persona que la realice esté al tanto de tu embarazo y evite aquellas zonas que puedan desencadenar contracciones antes de tiempo. Esta técnica también:

· Mejora problemas circulatorios, dolores de espalda o de otras partes del cuerpo.

· Restituye la energía y sirve para que la embarazada esté más fuerte físicamente.

· Actúa sobre el hígado, agilizando el metabolismo; es decir, haciendo que el organismo asimile mejor la elevada producción de hormonas.

· Reduce la tensión nerviosa, la ansiedad y las preocupaciones.

· Hace que las piernas se sientan menos adoloridas.

· Favorece la digestión y la actividad intestinal.

· Previene o reduce la celulitis, siempre y cuando se combine con una alimentación adecuada.

· El masaje en la planta de los pies permite que el útero se relaje, evitando que se produzcan contracciones antes de tiempo.

Hipnoterapia

Aun cuando este método no es para todos, puesto que un 25% de la población presenta gran resistencia ante ella, la hipnosis funciona manteniéndote profundamente relajada, ofreciéndole a tu hijo un escenario emocional saludable. Además, puede ser útil para:

· Aliviar los síntomas del embarazo.

· Reducir el estrés.

· Combatir el insomnio.

· Cambiar de posición a tu guagua ante un potencial nacimiento de nalgas.

· Retrasar el parto prematuro.

· Controlar el dolor durante el parto y alumbramiento.

Recuerda que…

· Debes mantener informado a tu ginecólogo de cualquier terapia complementaria que quieras practicar para que él te guía de la mejor manera.

· Se llama terapia complementaria porque -como su nombre lo dice- se usa en conjunto con la tradicional, en ningún caso la reemplaza.

· Ante cualquier molestia, no continúes con la terapia y consulta inmediatamente a tu doctor.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar