Check list para vacaciones
Check list para vacaciones
¡Listos para partir!

Preparar todo para esas esperadas semanas de ocio junto a tu familia puede llegar a ser una odisea. No importa el destino, los básicos suelen ser muy parecidos. Para que este proceso se haga un poco más fácil, te dejamos una pequeña ayuda que puede orientarte a saber por dónde empezar.

Auto, bus, avión o tren
Lo cierto es que los niños, desde muy pequeños, pueden ser trasladados en cualquier medio de transporte. La elección dependerá básicamente de la distancia a recorrer, del presupuesto de los padres y del temperamento del menor. Si este es poco paciente y el viaje es relativamente largo, lo ideal es hacerlo en avión, para comenzar y terminar las vacaciones lo menos estresados posible.

Ropa
Para una semana de vacaciones fuera de casa, tu hijo necesitará más o menos lo siguiente:
– Alrededor de 10 mudas de ropa, si es de los que se mancha mucho, quizá quieras optar por 2 diarias.
– Pijama.
– Dependiendo de donde vayas, gorro o traje de baño.
– Zapatos cómodos y frescos.
– Chaqueta, parka o algo abrigado para la tarde.
– Toallas.
– Pañales.
– Toallitas húmedas.
– 2 o 3 chupetes.
– Baberos.

Clima
Para llevar -dentro de lo posible- la ropa adecuada y no sobre cargar la maleta, se recomienda averiguar la temperatura promedio del lugar escogido en el mismo periodo en el que serán tus vacaciones.

Comida
Si tu guagua tiene menos de 6 meses y continúas amamantando, se te hará mucho más fácil. Si toma fórmula, preocúpate de llevar todo lo que necesitarás, en cuanto a mamaderas con sus chupetes, leche, termo y todo lo que requieres para lavarlas. Ahora bien, si tu hijo ya come papillas, lo mejor es comprar colados o picados de distintos sabores, tanto de comida como de postre. Además, si se te acaban, puedes encontrarlos en cualquier supermercado. De esta manera, alimentarlo será algo rápido y sin complicaciones.

Botiquín
Más vale prevenir que curar, por lo que este es un ‘must’ en la maleta. Este debe incluir remedios que calmen afecciones simples como, por ejemplo, un resfrío. Es decir, ideal contar con paracetamol, termómetro, supositorios que paren vómitos, solución salina para utilizar en caso de congestión, parches curita, povidona, gasa y after sun, entre otros.

Mapas
Cuando la decisión está tomada y el lugar definido, una buena idea para la tranquilidad de los padres es revisar el mapa del área y ver si cuenta o no con un centro de atención de salud, para en caso de tener alguna emergencia, conocer exactamente dónde recurrir.

Objetos familiares
No pueden faltar en la maleta los juguetes y su tuto o peluche preferido, ya que estos ayudan a tu hijo a adaptarse más rápidamente.

Bloqueador
Este no puede faltar en tu lista de qué llevar, sobre todo durante el verano. No existirá tranquilidad alguna si tu hijo no está protegido del sol, puesto que si estarás al aire libre, su uso es obligatorio. Recuerda que este producto se puede utilizar a partir de los 6 meses.

Documentación
Si viajan dentro de Chile, es bueno llevar siempre a mano carnet de identidad de todo el grupo familiar, si aún no tiene, un certificado de nacimiento basta. También puedes ir con la libreta de familia. Si van al extranjero, deben agregar los pasaportes y pasajes aéreos.

Relajo
Es esencial ir en una actitud de relajo, porque la finalidad de las vacaciones es el disfrute familiar y la tensión no solo afecta a los padres, sino que también es traspasada a los hijos. Uno de los temas que es bueno analizar es definir qué tan estrictos serán con respecto al horario. Cuando se está fuera de casa, respetar las siestas y horas de comidas se hace más complejo. Pero expertos aconsejan intentar mantener las rutinas lo más similar posible, debido a que esto les ayudará a adaptarse mejor al nuevo entorno y a no extrañar su casa.

Otros
No puedes olvidar de llevar tu cámara de fotos, tu celular, cargador y tablet. Si vas a la playa o a un lugar con piscina, un quitasol, salvavidas, juguetes de playa y lentes de sol. Y para el viaje, snacks y harta entretención.

¿Qué dice el doctor?
Es recomendable que antes de viajar te reúnas o hables con el pediatra de tu hijo para que él, en base al historial del menor, sea quien te oriente en caso de existir alguna especificación particular. Nunca está de más una consulta y los padres de seguro viajarán mucho más tranquilos.

Banner lateral ExpoNovios abril 2020

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé