Cloasma: ¡S.O.S Manchas!
Cloasma: ¡S.O.S Manchas!

Esta patología recibe el nombre de “máscara o paño del embarazo”, donde producto de los cambios hormonales se generan anti estéticos cambios de coloración de la piel. ¿La buena noticia? Es posible prevenirla y luego aminorarla, con una serie de tratamientos que te detallamos a continuación.

Por: Catalina Ábalos L.

Como embarazada, hay algunas transformaciones que esperas. Por ejemplo, una “guata” que crece por día, aumento de peso incluido. Otros, te toman por sorpresa.

Muchas futuras mamás -sobre todo primerizas- se desconciertan al mirarse un día al espejo y ver que zonas de su rostro como mejillas, frente o bozo se han pigmentado. Estas coloraciones café o café grisáceas de forma irregular reciben el nombre de melasma. Cuando aparecen en el embarazo, se denominan cloasma, afectando sobre el 50% de los casos.

Hay hipótesis que atribuyen su presencia a melanocitos -células responsables de la producción de melanina, sustancia que aporta el tono a la piel- biológicamente más activos. Si bien el número de estos en pieles sanas v/s pieles afectadas es similar, la síntesis de melanina es mayor en las últimas.

En este sentido, la doctora María Luisa Pérez-Cotapos, jefe del departamento de Dermatología de Clínica Las Condes (CLC) señala que “los niveles elevados de estrógeno, progesterona y melanocortina tendrían un rol en la estimulación de melanocitos. Se ha demostrado que estos aumentan sus receptores de dichas hormonas en las áreas con cloasma”.

El dermatólogo de Clínica Vespucio, Dr. Cristián González, especifica que este problema es más común en mujeres: “Además del embarazo, varias usan anticonceptivos orales o sub cutáneos y terapias de reemplazo hormonal, empeorando el cuadro”, detalla.

Tras el parto, normalmente las manchas atenúan su colorido e incluso pueden desaparecer por completo en algunos meses. Pero en ocasiones no es así, persistiendo mucho tiempo después del nacimiento.

El doctor González afirma que “durante los meses de gestación los tratamientos despigmentantes como la hidroquinona y el retinol están contraindicados, ya que como se absorben podrían afectar a la guagua”. Por lo mismo, el especialista sostiene que la mejor arma para defenderse del cloasma es usar un FPS 30 o más, unos 15 a 20 minutos antes de la exposición solar, sumado al uso de medios físicos como sombreros y anteojos de sol.

Además, hace un llamado a “no confiarse en los típicos días nublados de playa, porque el sol quema igual. El factor se debe reaplicar cada 2 o 3 horas, sobre todo en el mar y la piscina”.

Plan de ataque

El melasma/cloasma puede durar años, siendo muy rebelde de tratar. En verano, incluso entre pacientes que han logrado eliminarlo mediante procedimientos, suele reaparecer tras la exposición solar.  

Con respecto a cómo tratarlo, es el dermatólogo quien evaluará la mejor terapia para cada persona. De acuerdo con el médico de la Clínica Indisa, “una mujer que quedó ‘manchada’ después del parto, puede comenzar con tratamientos despigmentantes en base a crema con ingredientes como hidroquinona, ácido kójico, arbutina o trepinoina, generalmente elaboradas en el recetario magistral, puesto que dejan el cutis foto sensible y habitualmente se aplican de noche”, puntualiza.

La Dra. Pérez-Cotapos incluye en el listado la exfoliación, dermoabrasión y láser. Según ella, todas estas modalidades han mostrado cierto grado de eficacia, pero requieren la aplicación y control de profesionales médicos calificados, a fin de elegir la mejor alternativa y evitar efectos secundarios como otros cambios de pigmentación, cicatrices o queloides. Igual que en el embarazo, dichos métodos están contraindicados durante la lactancia por la absorción percutánea de estos.

Para la jefa de Dermatología de la Clínica Las Condes, los láser y peelings se efectúan cuando los tratamientos tópicos no han resultado, aconsejando hacer aquellos más agresivos en invierno. “Los láseres con mayor efectividad son aquellos cuyo target es el pigmento. Este se escoge dependiendo del nivel cutáneo en que se encuentre (epidermis, dermis o unión dermo epidérmica). En nuestro país gran parte de la población tiene fenotipo oscuro, por lo que debemos ser muy cuidadosos en los peelings, al ser pieles que pueden hiper pigmentarse más. Aquí la foto protección efectiva debe cumplirse a como dé lugar” declara.

La dermatóloga cuenta que se emplean peelings de ácido glicólico en distintas concentraciones, repartidos en varias sesiones. Por su parte, los láseres más frecuentes para combatir manchas son el Fraxel Dual 1927, Alexandrita y, a veces, luz pulsada. Cabe recalcar que todas las pacientes deben ser evaluadas por un especialista antes de cualquier procedimiento.

Asimismo, sugiere realizarlos durante el período otoño invierno y después de haber terminado de amamantar, siendo generalmente entre 3 a 5 sesiones para conseguir los resultados deseados.

El maquillaje como aliado

Rostros televisivos como María Gracia Omegna, Kika Silva y Mariana di Girólamo, además de modelos como Renata Ruiz y Trinidad de la Noi, son algunas de las mujeres que han pasado por las talentosas manos de la maquilladora Tere Irarrázabal.

Dueña del Estudio de Maquillaje que lleva su nombre, ella más que nadie conoce los “poderes” del makeup para hacernos sentir más lindas al instante. En el caso de aquellas que sufren con las manchas cafés, aconseja preferir correctores con pigmentos amarillos. “Estos ‘bajan’ el tono, igualándolo con la piel. Hay que tener cuidado de usar exceso de producto, porque al final termina llamando más la atención que el cloasma mismo. Mi consejo es que primero apliquen una base de maquillaje de la misma tonalidad del cutis, y luego empleen un poco de rubor de color vivo, como rosado y coral, que actúa desviando la atención. Por supuesto, ello debe ir acompañado de un FPS 50 o más alto”, comenta.

Los ingredientes estrellas

HIDROQUINONA

Normalmente se emplea a concentraciones que oscilan entre el 2 y el 4%, durante un tiempo acotado. Produce despigmentación reversible de la piel al inhibir la oxidación enzimática de la tirosina y otros procesos metabólicos en los melanocitos.

ÁCIDO GLICÓLICO

Es un alfa-hidroxiácido que actúa sobre la queratinización, facilita la exfoliación de la piel y afina la epidermis. De esta manera, sirve para potenciar el efecto de la hidroquinona.

ÁCIDO KÓJICO

Derivado del arroz, es un ácido blanqueador que interfiere en la síntesis de melanina. A diferencia de la hidroquinona que es foto sensibilizante, es mejor tolerado y se presenta en formulaciones que pueden utilizarse en verano. Además, puede emplearse como tratamiento de mantención.

ARBUTIN

Su principal característica es inhibir la actividad de la enzima tirosinasa, responsable de la oxidación de tirosina en el proceso de dar color a los pigmentos de la piel. Bloqueando este proceso, hay una mejoría en las manchas cutáneas.

TRETINOINA

Es una forma de retinoide, llamada ácido retinoico.  Acelera el recambio celular en las capas más profundas de la piel, provocando cambios «de adentro hacia afuera». Además, promueve la exfoliación de las áreas afectadas de la piel y destapa los poros, por lo que también se usa para tratar el acné.

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral Feria Pro Pyme 2019

te podría interesar

Feria Pro Pyme 2019