El apego al primer juguete
El apego al primer juguete

Es muy común que las guaguas sientan especial cariño por algún objeto en particular como los llamados tutitos o peluches. Esto no es algo al azar y según estudios son parte importante del desarrollo del apego llamado ‘objeto transicional’.

Puede ser un chalcito, un peluche, una almohada o diferentes tipos de objetos a los que un recién nacido se aferra en sus primeros días de vida. Ya sea porque le gusta su olor, textura o simplemente porque no puede dejarlo. Todos estos objetos generan consuelo y se vuelven imprescindibles a la hora de dormir. Brindan seguridad, reviven en los pequeños la sensación que tienen al estar acompañados de sus padres y los ayuda a controlar su ansiedad cuando estos no están con ellos, especialmente en la etapa en que comienzan a percibir que es un ser independiente a su madre.

El sicoanalista Donald Winnicott, definió esta relación como ‘la primera posesión no-yo’, y acuñó el término de ‘objeto transicional’, puesto que aparecen en una zona intermedia entre lo subjetivo y lo que se percibe de forma objetiva. No forman parte del cuerpo del niño aunque todavía no se los reconozca del todo como pertenecientes a la realidad exterior.

Estas conductas transicionales pueden comenzar a partir de los 4-6 meses y durar hasta los 3-4 años cuando el niño ha adquirido mayor control de los miedos de abandono, comienza a ser más independiente e inicia su vida social. Puede que use su objeto de apego de forma continuada o que recurra a él cuando atraviese por una etapa de ansiedad como el nacimiento de un hermanito, una mudanza o la separación de los padres.

Las mantas de seguridad o tutitos ofrecen a los niños apoyo emocional, y esto explica la profundidad de su apego a ellas. Por lo general, tienen un nombre especial, y un menor se dedica totalmente a estos. Los pequeños necesitan estos elementos para sentirse seguros, para resistir el miedo o el dolor y para manejar el estar lejos de sus padres. Según la American Academy of Pediatrics, la mayoría de los niños que eligen un tutito entre los 8 y 12 meses de edad se aferran a él durante varios años.

Por otro lado, y según la misma institución, no hay nada de qué preocuparse sobre este hábito, ya que es normal. Los tutitos son un método natural que los menores emplean para tranquilizarse. El apego es temporal. Con el tiempo y a medida que van desarrollando otras técnicas de control del estrés, renuncian a ellos.

En Chile, puedes encontrar estos tutitos y juguetes especialmente para recién nacidos en www.dejuguete.cl de la marca francesa Doudou et Compagnie. Cada uno de estos objetos son traídos desde Francia, son hipoalergénicos y cumplen con los estándares exigidos por la Unión Europea , por lo que no existe ningún riesgo para el recién nacido.

Te gustará leer:

Crear juguetes con cajas de cartón. 

Los objetos de transición emocional. 

Banner lateral Calo Crecer 2019
Banner lateral La Buena Ola

te podría interesar

Newsletter MamáyBebé